viernes, 20 de enero de 2017

Los caballitos de El Milagro

Entre esos lugares que se hicieron tradicionales con el tiempo este es uno que ha servido para distraer varis generaciones de zulianos y visitantes de diversas partes del país y el mundo.  “El Parque de atracciones Mickey Mouse” que es el nombre oficial colocado por su dueño, el inmigrante italiano,  Fernando Pasquale desde hace mas de cinco décadas, producto de su afición a  las historietas y el personaje de Disney, se encuentra en la Avenida El Milagro al final de la calle 59, en toda la entrada de la Plaza del Buen Maestro y al lado del parque La Marina, desde 1974, cuando su propietario se residenció definitivamente en la ciudad y adquirió la propiedad de los terrenos donde se encuentra, pero antes fue un parque itinerante que visitaba varias ciudades del país, entre ellas la nuestra, en épocas especiales, como era la feria, vacaciones, carnavales, ocupando diferentes espacios de la ciudad, entre ellos La Padilla, Bella Vista donde estuvo el Cine Landia que en ese entonces era un terreno vacío y otros. Los caballitos, la montaña rusa, el gusano y posteriormente el gusanito, los carritos chocones, avioncitos y otras atracciones, que han sido renovadas en el tiempo, manteniendo siempre novedades, han hecho de las delicias de chicos y grandes que en fines de semana o eventos especiales han seleccionado el lugar para pasarlo en familia y distraerse.      

Bambilete

Esta palabra solo se escucha en el sur del lago y específicamente en el poblado Congo Mirador y alrededores. Es un instrumento rudimentario para sembrar pilotes de concreto para hacer palafitos. Dario Novoa Montero en su obra “Congo-Mirador” lo describe de esta manera “consiste en un tubo galvanizado de los usados para cañería de agua, de 2 pulgadas de diámetro, en una de cuyas puntas enrollan “un cáñamo”  o cabo de nylon de 5/16 o 3/8 de pulgada. Con ese instrumento, manejado por tres hombres, que hacen un movimiento de metisaca continuo, van extrayendo el lodo hasta una profundidad de un metro, de manera que queda un hueco de 6 x6 ó 7 x7 cm., donde se introduce el pilote de cemento, que, casi al instante, quedan tan fijo al suelo “como si la tierra chupara”.” Igualmente escribe que las personas del lugar dicen que fue una “invención de Manuel León (carpintero de Maracaibo que fue el primero que vino a Congo a construir casas con pilotes de cemento, contratado por Antonio Ramón González, que tiene un negocio en Congo, aunque no vive allí sino en San Francisco Maracaibo “ Cabe acotar que el cáñamo que se le coloca se lo enrollan a manera de lampazo.  “Hay que hacer barriletes nuevos”

Durmienda

Esta palabra ya poco se escucha en nuestro dialecto en la ciudad, aunque sigue siendo común en el sur del lago. La trajeron los españoles quienes ya tampoco la usan o lo hacen muy raramente y curiosamente no está registrada en el Diccionario de la Real Academia. Con la misma se señala el lugar donde se colocaban las hamacas o donde se duerme. Con el tiempo y hasta hace poco a las habitaciones destinadas para este fin, que hoy se llaman cuartos también se les endosaba este nombre, que sin dudas es derivado de la acción de dormir. Igualmente se le llama así a los objetos usados o muebles para dormir, como cama, colchón, hamaca, etc.  “Andá a arreglar la durmienda” “La casa del hato tiene ocho durmiendas”  


jueves, 19 de enero de 2017

Burriao

Esta palabra común en nuestro dialecto también es posible escucharla en otras regiones con la misma connotación por lo que podría ser asimilada. Con la misma se señala algo que es estrambótico o que se hace sin mucho cuidado y cantidad mayor de lo normal, si es algo comestible, o como dirían en otros lares, bien resuelto. Deriva de la comparación que se hace con el rendimiento, aguante y ordinariez del animal mencionado. “Esa torta está burriá” “Los cauchos que le pusiste al carro le quedan burriaos” 

Rejera

Esta palabra nada tiene que ver con reja y es muy raro escucharla en nuestro dialecto en la connotación que tuvo hasta comienzos del siglo 20, la cual era tardarse más de lo conveniente en alguna parte o ejecutando alguna acción. Fue sustituida por postín que posee el mismo significado. Es un alegoría a la usada en el entorno náutico donde se le llama de esa manera al ancla o lo que hace veces de ella, con la que se procura mantener en una posición conveniente alguna embarcación. “Andar con Eufracio es una ladilla, se da rejera en todas partes” “Dejá la rejera y apuráte que nos dejan botaos”

Bramazón

Esta palabra ya es raro escucharla en nuestro dialecto, mucho menos con el significado que era común en el comienzo del siglo 20 y que guarda cierta relación con uno de las connotaciones dadas por el diccionario de la Real Academia. La misma se usaba como sinónimos de agitación, conmoción o entusiasmo, por lo que podríamos decir que es antecesor a las expresiones actuales verguero, mollejero y otras. Estas manifestaciones podían ser por pleito, alegría, conversación, etc. Deriva de bramido, que expresa el ruido que hace el viento fuerte o el mar agitado “En casa siempre hay una bramazón cuando juegan dominó” “Se formó una bramazón cuando llegó mi tía que andaba de viaje”

martes, 17 de enero de 2017

Voy pegao

Esta expresión aunque es posible escucharla en otras regiones de occidente no es tan recurrente como en nuestro dialecto. La misma no tiene que ver con golpes ni con pegamento. Con ella se indica que se acompaña  a la otra persona a un lugar o a hacer algo, sin que esto signifique que haya sido invitado, también que se suma a la repartición que se hace o hará de alguna cosa o dinero o de alguna oportunidad ventajosa. “Mirá que voy pegao pa ese viaje” “Voy pegao con ese premio” “Voy pegao en ese negocio”

Volar

Esta palabra tiene 18 connotaciones en el diccionario de la Real Academia, de las cuales en nuestro dialecto usamos muchas de ellas como son: moverse y elevarse por el aire, ir con gran prisa, hacer las cosas con prontitud, pasar el tiempo muy rápido, estar bajo efectos de alguna droga, irritar o enfadar y compartiendo con México y República Dominicana como sinónimo de volar. A todos esos acá les agregamos el tomar algo sin permiso sin robarlo y puntualmente a la acción de ser o creerse más vivo que lo otros. Es de uso común. “Ya me volaron los creyones que tenía en la mesa” “Se me volaron los tapones y le caí a golpe” “Tené cuidado con ese carajo porque vuela”

domingo, 15 de enero de 2017

A la bolina

Esta expresión ya no se escucha en nuestro dialecto, es herencia del argot marino muy común en nuestras palabras que fue llevado al entorno cotidiano. Se señala de esta forma el ir y volver de un lado a otro sin tener rumbo fijo o usando otro termino también salido de los marinos, algarete. En náutica se llama así a la acción de navegar en vela contra el viento. El termino bolina viene del ingles Bowline que en español es el cabo de amarras con el que tira la vela. “Ese hermano tuyo anda a la bolina y no asienta cabeza” “Quedé a la bolina desde que me dejó la mujer”

Engargarse

Ya esta palabra no se escucha en nuestro dialecto, sin embargo era de uso común a finales del siglo 19 y comienzos de 20. Con la misma se señalaba el hecho que alguna persona hiciera un mal negocio, se endeudara o tuviera un traspiés que lo llevara a la quiebra. Lo recopiló Medrano sin conseguir la raíz del mismo por lo que lo consideraba autóctono, pero parece que es una deformación de la palabra traída por los españoles engasgarse que es sinónimo de atragantarse y que subjetivamente tiene relación con lo que señala la nuestra.”Lisandro se engargó con la venta de pescaos” “Adaulfó quedó engargao con el préstamo que le hizo Jacinta”

Mi Vaquita

Este es otro lugar que se ha transformado con el tiempo en tradicional en el gusto de los habitantes de la ciudad y quienes llegan a visitarla. Fundado en 1962 en la quinta Indiana en la avenida 3H entre calles 76 y 77 muy cerca de la Plaza de la Republica por el estadounidense Mel Cooper, quien curiosamente vivía en un tráiler en el garaje de esa vivienda, junto al argentino Sergio Dorigo, quien se encargaba de la animación del mismo, con un  estilo country y especialista en carnes a la parrilla al estilo norteamericano . Sirvió y aun lo hace como lugar de festejos y eventos con salones dedicados para esto y a lo largo de su vida ha mantenido la calidad y la creatividad que lo ha hecho el sitio “In” de la ciudad. Un lugar para pasarla con la familia, reunirse con los amigos, escuchar buena música en vivo, tomarse algunos tragos y disfrutar de algún evento que se realiza en cualquier lugar del mundo. Ha sido siempre pionero en la tecnología de punta como manera de deleitar a su clientela y su menú se ha ido ampliando ofreciendo comidas del mar y ensaladas además de hamburguesas y postres. Richard Cooper tomó las riendas del lugar tras la muerte de su padre a mediados del 2000, manteniendo el ambiente de exclusividad y elegancia que lo ha caracterizado.

Mandoquero

Esta palabra señala en nuestro dialecto un personaje muy popular en otros tiempos en las calles de nuestra ciudad. El mismo vendía ambulantemente las tradicionales mandocas, una exquisitez hecha de harina, platano, queso y panela, a precios bajos. En  tiempos modernos competía con el pastelero quien no incluía esta entre sus productos pero finalmente este personaje desapareció. “Mi abuelo era mandoquero en la plaza Baralt”

Repletar

Esta palabra ya es raro escucharla en nuestro dialecto, es asimilada ya que al trajeron los españoles y acá se le dio el mismo significado original, el cual está asociado con el comer en exceso, de manera tal que se llama de esta manera el estar harto, repleto, lleno, colmado, ful, de comida. Sin embargo acá también se usa subjetivamente como sinónimo de regaño o reclamo. “Quedé repletao con ese mondongo” “Hermenegilda repletó anoche a Emilio porque llegó rascao”  

Kilovatico

Esta palabra ya es raro escucharla en nuestro dialecto, mucho menos en la connotación con la que la creó y popularizó, el narrador deportivo del equipo Águilas del Zulia, llamado Arturo Celestino Alvarez, “El Premier”, quien bautizaba de esa forma al jugador más valioso del equipo o el que empujaba con su juego y temperamento al mismo, dándole la energía necesaria para ganar. Deriva este término del nombre del logo e instrumento publicitario también en forma de comic de la empresa eléctrica Enelven cuyo nombre era “Bimba Kilovatio”. El termino tuvo una repercusión limitada y en una época también fue usado por personas en otro deporte y callejeramente para señalar el capitán del equipo o al impulsor de los juegos. Sin embargo cayó en desuso tras la desaparición de las narraciones de su creador. “Vos sois el kilovatico de las caimaneras”

El micro

Aunque suena muy autóctona y muchos piensan que lo es, esta palabra es asimilada a nuestro dialecto y usada en otras partes del país y de continente para señalar lo mismo, que no es lo que está descrito en el Diccionario de la Real Academia, que señala que es algo muy pequeño. Endilgamos este nombre a las unidades de transporte tipo bus pero más pequeñas, generalmente su capacidad es la mitad de ellos, que son usados en el transporte público y privado y cuyo nombre comercial es minibús. Cabe acotar que en nuestra ciudad se les embarca en horas de mayor número de pasajeros, más del doble de la capacidad que deben llegar.  La palabra es un pleonasmo de microbús que si aparece en el diccionario. En algunos lugares también se les llama ómnibus. “El micro no paró porque llevaba pasajeros de banderita” “En el micro si te descuidáis te preñan”  

Gasolina de avión

Esta expresión que literalmente hace referencia al combustible usado por este medio de transporte rápido, es tomado en nuestro dialecto con una connotación más, la cual es señalar al licor de mala calidad o de muchos grados de alcohol de esta forma. Al parecer el motivo es que el mismo por su alto contenido etílico hace subjetivamente volar, embriagando rápidamente al que lo consume, otro motivo es que para algunos es desagradable y prefieren no tomarlo ya que es como hacerlo con el combustible mencionado. Es de uso frecuente en consumidores frecuentes de licor. “No vais a comprar esa botella que eso es gasolina de avión” “Me eché una pea con gasolina de avión que no me acuerdo de nada”   

Jugo de pitillo

Esta palabra no identifica a ningún jugo que venga o se haga en pitillo como literalmente se lee. Es de uso reciente en nuestro dialecto después de la llegada a los comercios de jugos envasados en pequeñas porciones que van desde 180 a 250 ml de acuerdo a la marca,  en envases de cartón asépticos, ideales para las loncheras escolares y consumo infantil, cuya característica es tener un pitillo incorporado al recipiente para ser usado para el consumo del mismo. De tal manera que obviando la marca o el sabor la gente comenzó a identificarlos y pedirlos de esta manera.”Voy a  ver si consigo jugos de pitillo en el súper” “Metéle dos jugos de pitillo en la lonchera porque ese carajito es muy tragón” 

Vaca

Este nombre identifica al animal rumiante que es hembra del toro, de mucha utilidad en la alimentación del ser humano. En nuestro dialecto se usa en otras dos connotaciones, una muy popular en varios países de América, entre ellos el nuestro, que señala la acción de reunir o ahorrar dinero u otra cosas entre varios para comprar o compartir un gasto determinado y el otro significado mas local se le endilga a las personas que son lentas ya sea por obesidad o desgano y también a  quienes son malos para efectuar alguna acción, juego o deporte. Esto tomando como similitud los movimientos del animal nombrado. Es de uso común. “Vamos a hacer una vaca para comprarnos una cajita” “Hicimos la parilla en vaca, cada quien trajo algo” “Ese tío tuyo si es vaca, no gana ni jugando palitos”

miércoles, 11 de enero de 2017

Reventar

Esta palabra tiene dieciséis connotaciones distintas en el Diccionario de la Real Academia, entre ellas: Deshacer o desbaratar algo, fatigar mucho a alguien, molestar, cansar, enfadar, lanzar con violencia, brotar o nacer con violencia, morir violentamente y otras más, algunas de las cuales también usamos acá, sin embargo en nuestro dialecto también se utiliza con una autóctona que está asociada a llegada, en el mayor de los casos intempestiva o sorpresivamente, ya sea a un lugar determinado o a uno que sirva de enlace hacia otro. Es de vieja data pero aun esta activa regularmente. “ Marlon reventó a casa de su tía cuando lo botó la mujer” “Para llegar a ese lugar reventáis en la tostada  de la esquina y de allí cruzáis a la derecha y a la quinta casa vive ese señor por el que peguntáis””

Arroz de piquito

Con este nombre señalamos en nuestro dialecto al arroz partido en granos muy pequeños que era y sigue siendo popular en los mercados donde lo venden por kilo y lo comercializan desde sacos de aproximadamente 45 kilos. Su nombre según algunos viene del hecho que es partido, pero según personas de avanzada edad este se le puso dado que el mismo era tomado para alimentar aves, entre ellas las gallinas. En otras regiones le llama residual y hay quienes aseguran que son restos de granos que no se empacan por su tamaño, pero en otros tiempos cuando no existía esta modalidad era producto del pilado de este grano que también era usado para alimento de los infantes y la preparación de crema de arroz, chica y atoles entre otros. Su precio es más económico por lo que posteriormente se ha usado también para comida de mascotas. “Compráme 5 kilos de arroz de piquito para echarle a las gallinas”

jueves, 5 de enero de 2017

Guayar

Esta palabra ya es muy raro escucharla en nuestro dialecto en la connotación que se le da en el mismo que es agonizar o sufrir un largo tiempo una enfermedad. No tiene relación con la palabra de origen taino que significa rozar, raspar o rallar, ni con la registrada en la Real Academia que es llorar o lamentarse, mucho menos con la popularizada por los reggatoneros que significa bailar pegados o perriar ni tampoco con el anglicismo guaya. Posiblemente sea una deformación de alguna palabra indígena. También puede escribirse con doble L  en lugar de Y, o ser usada de forma figurada para indicar dificultad “La tía de Rolando tiene ya un semana guayando” “Voy a empezar a  guallar por la falta de materiales para seguir construyendo”

Empujón

Esta palabra según la Real Academia significa “Impulso que se da con fuerza para apartar o mover a alguien” o “El avance rápido que se le da a una obra trabajando con ahínco” pero en nuestro dialecto se le ha agregado un connotación que tiene cierta relación con lo anterior, que es la acción de pedir o dar una cola o aventón a alguien hacia un lugar determinado. Antes era de uso frecuente pero ahora ha sido sustituido por colita. “Dame un empujón para el estadio”  

Palacio Legislativo

En esta edificación ubicada en la esquina de la avenida 4 (antes Obispo Lazo) y la calle 95 (antes Venezuela) funciona desde el 29 de septiembre de 1890 el Poder Legislativo del Estado, es una edificación con una fachada que combina los estilos doricos y renacentista. En el espacio que hoy ocupa este edificio fue construida en el siglo XVII una residencia de arquitectura mozárabe, la cual tenía un espacioso y vistoso balcón con barandas de madera y ventanales, allí habitaba  Don Rafael de Sulbaran, funcionario fiscal del gobierno colonial. Poseía en su patio principal un hermoso y frondoso chirimoyo cuyas ramas caían al bahareque de la calle Real, nombre con la que se conocía la posterior Obispo Lazo, razón por la cual la gente bautizó a esa esquina y la casa con el nombre del árbol. Terminada la guerra de Independencia esta propiedad fue confiscada y pasó por varios dueños, entre ellos los Jesuitas que tuvieron allí el primer colegio de bachillerato que existió en la ciudad. En 1885 fue adquirida por el gobierno local y en 1888 con motivo del centenario del Natalicio de Rafael Urdaneta se decidió colocar allí la Escuela de Artes y Oficios, por lo que fue en casi su totalidad, dado el mal estado del inmueble, demolida. Pasaron 100 días y en la fecha prevista, junto al alumbrado público y otras obras de utilidad pública, fue inaugurada el 24 de octubre la escuela. Es el provisional del Estado, Ramón Ayala, quien decreta  en 1890 el traslado del Poder Legislativo al lugar.  En 1929 bajo la administración del General Vicencio Pérez Soto el edificio es remodelado y modernizado trasladando allí la Imprenta del Estado y la Biblioteca Pública, que luego se mudaron y pasaron a ocupar otras edificaciones. En el transcurrir del tiempo se han hecho varias remodelaciones, entre ellas las del salón de sesiones y el patio central y en 2004 se restauró la fachada manteniendo sus colores originales. Fue declarado Patrimonio Nacional en el año 1986 por el Instituto Nacional del Patrimonio Histórico. Como dato curioso, en el patio principal, se mantiene sembrado un árbol de chirimoyo.

Salsa Tártara maracucha

Hay cientos de recetas de esta salsa que aunque lleve el nombre de los tártaros nada tiene que ver con estos ni con mongoles, su origen es francés y fue traída a nuestro país por los españoles transformándose en una de las más populares siendo de uso común desde costosos restaurantes hasta carritos callejeros. En nuestra región es un acompañante casi obligado en nuestras frituras y esa fórmula sencilla es la que muchos conocen en nuestro dialecto como salsa tártara maracucha. La base de la misma es la mayonesa, y los otros ingredientes son: cebolla redonda, ajo porro, celery, también llamado apio España, cebollin, sal y pimienta. Estos últimos se licuan bien y posteriormente en un envase se le revuelve, batiendo, con la mayonesa, cuidando que la cantidad de esta sea superior y no alcance el color verdoso cuando se mezcla con los otros ingredientes, ya que pierde el sabor identificativo de esta salsa blanca que resumidamente es una mayonesa condimentada . Hay quienes le colocan de adorno hojitas de cilantro y quienes también le agregan esta hortaliza a la mezcla. Así como quienes chimbean la mayonesa agregándole maicena. Lo cierto es que su popularidad es tan grande que existen incluso recetas personales. Dado que el agregado de ingredientes posee color verde muchos no nativos la llaman erróneamente salsa verde, nombre que acá le damos a la guasacaca sin aguacate y no a la tártara.

Cadillo

Con este nombre se conoce un arbusto muy común en la región cuyo fruto es de pocos centímetros, redondo y espinoso y al roce o contacto se pega en las ropas o el cuerpo de las personas. También se le llama abrojo. En dermatología también se le da este nombre a un tipo de verruga rugosa que sale en la piel y en nuestro dialecto además de ser usado en las anteriores connotaciones, se le endilga a las personas que son fastidiosas, molestosas e insistentes, cualidad esta que posee el fruto del arbusto primeramente nombrado. Ya se escucha poco. “Ese primo tuyo es un cadillo”

martes, 3 de enero de 2017

Una colaboración patrás

Esta expresión en nuestro dialecto forma parte del argot de los transportistas de buses en la ciudad y región, con la misma el colector indica a las personas que se encuentran de pie en el pasillo de la unidad ya llena que caminen hacia la parte de atrás del bus para dar espacio a que otros pasajeros puedan montarse en este. Causa molestia porque en la mayoría de los casos eso significa ir excesivamente apretados ya que se tiene poco juicio a la hora de abarrotar estos transportes, sobre todo en horas pico. “Una colaboración patrás que todos quieren irse”

Zarandajo (a)

Esta palabra es asimilada a nuestro dialecto, la trajeron los canarios con el significado que le damos acá que es persona despreciable, mujer de mala reputación o persona en la que no se puede confiar, muy contrario al significado del español peninsular para quien es algo menudo o de escasa importancia. Se usa de igual manera y con el mismo significado nuestro en Colombia y Honduras, mientras que con el mismo peninsular en Costa Rica, mientras que en Nicaragua es un vestido viejo y en Argentina es el desperdicio de las reses. Ya se escucha poco y hay quienes lo escriben con “s” que es el sonido con el cual la decimos. “No te aconsejo que hagáis negocios con el zarandajo de tu primo”

Templero

Esta palabra ya no se escucha en el significado que se le daba en la Maracaibo de antaño, que nada tiene que ver con temple y que registró el Lcdo José Portillo en su obra “Hablemos maracucho, primo”. Con la misma se señalaba al rabo de cochino que se guardaba y usaba para darle sabor a la sopa en hogares que sufrían de severa escasez económica. Este se ponía a hervir junto a las verduras y luego se sacaba y guardaba para otra ocasión, incluso se prestaba a vecinos. Cuando ya por el uso perdía el sabor se desechaba y normalmente se les daba a los perros. El rabo se conseguía regalado cuando alguien mataba algún animal de este. Algo similar se acostumbraba en el sector Arismendi en los años 80 pero con el hueso del pernil obtenido en ventas de arepas. “Metéle el templero a esa sopa a ver si agarra gusto” “Decile a Eufrasia que me preste el templero”

Sacar la piedra

Esta expresión es de origen incierto, hay quienes la colocan como colombiana mientras que otros dicen que es venezolana, lo cierto es que dado que se usa en la costa del hermano país, en muchos de los territorios que antes pertenecieron a la Provincia de Maracaibo, y su carácter similistico podríamos decir que es maracucha. Lo cierto es que con la misma se señala el hecho que alguien haga perder la paciencia a otro, lo saque de sus casillas, lo harte de una situación, lo ponga rabioso, o al borde de la desesperación, a consecuencia de muchos factores como  alguna acción, lentitud de ejecutar algo, palabras, etc. También se usa   a modo de advertencia para evitar llegar al estado antes descrito. Se escucha en otras regiones del país, pero allí se usa mas “botar la piedra” y sigue siendo de uso común. Su génesis tal vez esté en la dolorosa expulsión de cálculos renales y la comparación al estado de ánimo que eso produce  “Lo boté del trabajo porque me sacó la piedra porque hace las cosas mal” “Mi suegra me sacó al piedra con sus cantaletas y la mandé palco” “Dejá de decir eso que me vais a sacar la piedra y no respondo”

Sonsito

Esta palabra no es el diminutivo de sonso que es tonto. La misma es usada en nuestro dialecto para señalar  un tono de voz particular que denota ironía, sátira, burla o desprecio, lo que la Real Academia recoge como uno de los significados de sonsonete. La palabra sigue siendo de uso común y posiblemente tenga su génesis en el diminutivo de son, que es una música cubana muy popular que mezcla elementos africanos y europeos. “Dejáte ese sonsito que si me sacáis la piedra  te mando palco”

lunes, 2 de enero de 2017

Guayacán

Este nombre identifica a una serpiente venenosa muy común en nuestro país y región también llamada mapanare, pero nuestro dialecto la tomó también para endilgárselo a las personas consideradas malas o de acciones nada loables, aunque también se califica así a quienes pelean o discuten mucho, siendo estas confrontaciones verbales y no físicas. En el terreno sentimental también se le endosa a la pareja que sufre de celos sin razón. Es de uso común aunque ha ido desapareciendo del habla cotidiana. “No te confiéis de ese carajo que es un guayacán” “Esa hermana tuya es un guayacán, pelea por todo”

Hoyita

Esta palabra que podría ser el diminutivo en femenino de hoyo, en nuestro dialecto señala la porción superior del esternón, en la base del cuello, o sea donde comienza el pecho y finaliza la garganta. La razón de esto es el pequeño hoyo que se forma en el lugar. Es llamado en otras regiones y en Cuba Hoyuela y así está registrada en el Diccionario de la Real Academia. Ya es muy raro escucharla. “Mi abuelo decía que si te dan un carajazo en la hoyita te matan”

Arroz de Maíz

Entre los platos tradicionales cañaderos este es uno de los principales. Y aunque ha sufrido transformaciones mantiene el encanto de lo rudimentario. El ingrediente principal como su nombre lo dice es el maíz, que se muele o pila crudo hasta que el tamaño de sus partículas sean más o menos del tamaño del arroz. Se concina para ablandarlo, junto al garbanzo y luego se le agrega la carne de su preferencia, en otros tiempos era icotea o iguana, pero ahora también se hace con res, cerdo o pollo, siendo esta esmechada. Y se le echan las verduras, las principales cebollín y ají dulce, dándosele color  con achote o aliño y condimentándolo con sal y pimienta. Luego se le agrega abundante leche de coco, extraída del coco tras ser rallado y se pone a hornear. Algunos le agregan el coco rallado sobrante de la extracción de la leche. Según algunos cronistas este arroz se preparaba en Semana Santa cuando era prohibido comer carnes rojas y se sustituían por icotea o iguana. Modernamente algunos lo han transformado en una especie de polenta sustituyendo el maíz por harina precocida.      

El Puente sobre el Lago

Esta es quizás la obra arquitectónica más representativa de la ciudad de Maracaibo, une a esta junto a  la parte occidental del Estado con el resto del país. Fue inaugurado el 24 de agosto de 1962 por el presidente Rómulo Betancourt, tras 4 años de construcción y diseñado por el ingeniero italiano Ricardo Morandi. La bendición del mismo estuvo a cargo de Monseñor Domingo Roa Perez. Posee 135 tramos dos de ellos de 235 metros que hacen una longitud total de 8.678, 90 m (8,67 km) y su altura máxima es de 45 metros. Su ancho es de 19, 4 metros, donde se encuentran los 4 carriles de circulación y el total de pilares es de 134. Es de hormigón armado y pretensado y es uno de los más grandes  del mundo en su tipo y ocupa actualmente el puesto 65 en general. La primera licitación para el mismo la hizo Marcos Pérez Jiménez, quien contrató en 1956 a la compañía Canpenon Bernard de Venezuela para que realizara el estudio y elaborara dos anteproyectos, quedando como posibles ubicaciones los tramos Capitán Chico-Altagracia,  La ciega-Punta de Leiva, Punta Santa Lucía-Palmarejo, San Francisco-Punta Camacho, y Punta de Piedras-Punta Iguana, siendo este ultimo el escogido y diseñado por la empresa Precomprimidos y Asociados, quien comenzó la construcción del mismo al año siguiente pero fue interrumpida por el derrocamiento del mandatario y reiniciada bajo el gobierno de Betancourt. Dos años después el 6 de abril de 1964 el tanquero Esso Maracaibo chocó las pilas 31 y 32 y derribó 249 metros de la estructura. Fue reparado en ocho meses por la misma empresa que lo construyó corriendo con los gastos la Creole Petroleum Co, dueña del barco que causó el incidente. En 1979 se reventaron por corrosión las guayas de la pila 22 y tras estudios entre los que participó al empres constructora original, la solución fue diseñada por el Dr Juan Otaola cambiándose el sistema donde descansaban las guayas y usando de mayor diámetro. Posteriormente ha ido teniendo mantenimientos rutinarios y se le han sumado sistemas de seguridad, luces de colores y otros avances tecnológicos. Es uno de nuestros principales iconos y aunque su nombre oficial es Puente Sobre el Lago Rafael Urdaneta, popularmente se le llama menciona sin el nombre del procer zuliano.

Caifás

Esta palabra que indica el nombre del sumo sacerdote judío en la época de Jesús tiene en nuestro dialecto una connotación particular que no es autóctona,  porque se usa de la misma manera en toda América Central y otras regiones. Con la misma se expresa a otra persona imperativamente que debe pagar alguna deuda o la compra que en ese momento hace. Fue muy usada por los jóvenes en la década del 90 y fue tomando cierta popularidad, aunque ahora es de escaso uso. También era usada para pedir algo. “Caifás lo que te presté la semana pasada” “Caifás un bolívar para comer algo”

Rejundío

Esta palabra es de poco uso actualmente en nuestro dialecto, la trajeron los canarios con una connotación diferente a la usada en nuestra región, ya que para ellos está asociada con avanzar o dar mucho, mientras que para nosotros significa algo que está muy escondido o extraviado. Viene de rejundir que la Real Academia coloca como americanismo y que nada tiene que ver con rehundir ni con refundir, aunque hay quienes la asocian a estos verbos. En otras regiones de España es sinónimo de cundir. “Ese bolígrafo esta rejundio, tengo meses buscándolo” “Tu cuñado anda rejundio desde que preñó a la vecina”

Resebillo

Esta es una palabra de uso coloquial en nuestro dialecto y pueden considerase autóctonas sus varias connotaciones diferentes y de situaciones dispares, se le endilga  a una persona tonta o de cierta forma ingenua, pero también se usa para señalar un estado de borrachera o cansancio extenuante, igualmente como adverbio de cantidad y hasta como forma de señalar que algo ha sufrido destrozos o daños extremos. Fue traída por los andaluces que lo escribían con c en lugar de s como lo hacemos nosotros. “Anoche llegué echo resebillo” “Quedé echo resebillo de echar el piso” “Mirta compró un resebillo de uvas” “Carmen chocó el carro y quedó echo resebillo”

Queso Palmita

Entre esas invenciones alimenticias de nuestra región, esta es quizás la más extendida, aunque para los comensales represente confuso, ya que muchos lo confunden en otras regiones con el queso de matera, ya que su procedencia fue y es mayoritariamente artesanal. Según algunos nace este en la región de Perija a  finales del siglo 19 o comienzos del 20. Es un queso bajo en grasa y sal, de textura firme estando entre el de matera y semiduro, con un sabor único que lo diferencia de los otros al igual que la característica de poseer huecos grandes y numerosos, según algunos estudiosos producto de la emisión de gas carbónico generado por los coliformes del cuajo durante la fermentación. Se fabrica en grandes recipientes circulares donde son mezclados los ingredientes durante dos o tres días, hasta que este se haya asentado, pasando luego a contenedores por espacio de 10 días hasta la coagulación, o sea el endurecimiento.  Según los comensales es un queso de tendencia acida, blanca, que chilla en los dientes al estar fresco y que puede inclusive soltar suero al morderlo y debe ser consumido en pocos días después de su preparación. Es el más popular en la región y al salir de esta se le llamó Palmizulia, que en principio fue una marca pero que luego se generalizó para diferenciarlo de otros con similares características que son hechos usando técnica similar en otros estados. 

Rajao

Aunque esta palabra aparece en el diccionario de la Real Academia como un venezolanismo, es en nuestra región donde es usado en la connotación dada allí, que nada tiene que ver con raja o herida física o sentimental, ni con acobardarse, aunque ocasionalmente se use en este aspecto, mucho menos con desinteresado o generoso. Se señala con esta al hecho de ser autóctono y autentico, que es y pertenece sin dudas al lugar o clase. En otras regiones tiene como sinónimo “De pura cepa” y acá en algunos momentos también se usa esta frase. “Ese tío tuyo es maracucho rajao” 

sábado, 31 de diciembre de 2016

Plaza Indio Mara

Este es una de las plazas emblemáticas de la ciudad, situada en el sector Paraíso de la Avenida 5 de Julio . Fue construida con motivo de los 450 años del descubrimiento del lago de Maracaibo, costeada por las compañías petroleras que hacían vida en ese entonces en la región.e inaugurada el 22 de agosto de 1949 por Manuel Belloso, quien presidía la junta creada para ese fin, siendo José Ortin Rodríguez quien  se encargó del discurso de orden.  Tiene forma redonda lo que produce una pequeña redoma entre las cales 66 y 67 y tiene como principal protagonista al mitico cacique Mara  que se encuentra en la parte central en lo alto de un podio, que se encuentra en el centro de una fuente, teniendo a su lado figuras indianas, todas de tamaño natural, que rinden honor a las etnias originarias de la región. El escultor de las mismas fue el español Antonio Rodríguez del Villar. También cuenta  con zonas verdes distribuidas en 6 plazoletas. En 1992 con motivo del V centenario del Encuentro de dos Culturas en América, fue remodelada y se le agregó un nuevo elemento escultórico en las esquinas, los cuales fueron una especie de floreros con forma de rostros humanos de fisionomía indígena realizados por el artista Ildebrando Rossi. Después de eso ha sufrido a través de los años de muchos reacondicionamientos. La construcción de la misma terminó dándole su nombre al sector, aunque el mismo no es Plaza Indio Mara sino Cacique Mara, pero popularmente se le conoce así. Los puestos de comida rápida que han ido poblando sus alrededores durante décadas y se han vuelto típicos de la ciudad, han quitado el protagonismo  a la plaza en sí y ahora es más conocida por estos.

Tirar la cachúa

Esta expresión que erróneamente muchos consideran vulgar, nada tiene que ver con sexo ni con algo duro, aunque en nuestro dialecto la palabra cachúa signifique eso. El significado real de la expresión está asociada con engaño o con irse sin pagar de algún lado, en criollo echar el carro y esto tal vez esté asociado al pez del mismo nombre cuya características principal es que hay que “correrlo” para poder pescarlo ya que su característica principal es que no se mantiene estático en algún lugar. Otra connotación es asociarlo con echarle la culpa o incriminar a otro de algo, en criollo echarle el muerto, y deriva  del hecho que asociamos muerto con la palabra. Es de frecuente uso. “Vamos a tirarle la cachúa al árabe” “A Rolando le tiraron la cachua del robo del vecino”

Okidoki

Esta palabra es asimilada a nuestro dialecto, es una deformación de la inglesa Okey Dokey, que significa, de acuerdo, todo bien. Fue muy popular en los 60 y 70 como forma de expresar lo antes mencionado, también como manera de señalar el final de un tema de conversación para iniciar otro, pero más comúnmente se usa como afirmación ante alguna sugerencia o invitación, de tal forma que ante la pregunta “¿Vamos para la playa? En interlocutor responde Okidoki en lugar de sí”. Cayó en desuso hasta que nuevamente los jóvenes en los 90 volvieron a usarla con la misma connotación, pero fue etiquetada como parte del argot de los homosexuales y nuevamente dejó de ser cotidiana. Actualmente se escucha muy poco.   

Macheterico

Esta palabra no se encuentra en el diccionario y aunque no es de un uso tan extendido en nuestro dialecto, es oriunda del mismo. Es el mega superlativo de machete, en su definición de algo bueno, o sea cuando hablamos de algo macheterico estamos diciendo que algo es mucho más que buenísimo. Se usa generalmente en el área culinaria pero también se hace en otras. Su génesis puede estar en la unión de la frase machete rico y no tiene nada que ver con machetero, término que s ele endilga a alguien inculto o violento.“La ensalada que hace mi abuela es macheterica” “Ese doctor que curó a tu tía es macheterico”

martes, 13 de diciembre de 2016

La carne de burro no es transparente

Esta expresión popular en nuestro dialecto no es tan autóctona como se cree, ya que es un refrán popular en muchos países de América, traído por los conquistadores. Además de expresar molestia también esconde un insulto, ya que se usa como forma de expresar que alguien se encuentra impidiendo la visión de otro u otros hacia un objetivo. En términos más comunes, que está atravesado y no deja ver y por lo tanto debe apartarse, y se cataloga a esta como bruta ya que se compara con el animal que posee según la creencia popular estas características. Es de vieja data y aun se utiliza. “Mirá mijo quítate  que la carne de burra no es transparente”  

domingo, 11 de diciembre de 2016

Salir en zumba

Esta expresión es común escucharla en nuestro dialecto en la zona de Perijá y su significado es, salir corriendo apresuradamente por circunstancias diversas. Al parecer fue traída por los conquistadores y cayó en desuso en las otras regiones, incluso en el idioma original donde cambió su significado que era una interjección para espantar los perros. En México se usa  la expresión salir sin zumba son el mismo significado que la perijanera, mientras que en Colombia, Puerto Rico y Chile, zumba es sinónimo de golpiza. “Por allí salió en zumba tu hermano cuando supo que la mujer lo andaba buscando”

Y te las buscáis pareja

Esta expresión de cierta manera popular en nuestro dialecto es un contrasentido y nada tiene que ver con parejas desde el punto de vista sentimental, la misma se usa como comentario hacia alguien que busca confrontaciones físicas disparejas, contra quienes tiene desventajas físicas difíciles de superar y por lo tanto saldría perdiendo de esta pelea. También se usa en otro tipo de confrontaciones como legales, conyugales, laborales, etc, en las cuales, al igual que en la anterior, estas serian casi imposible de ganar. “Mirá Everaldo, y te las buscáis pareja, queriendo pelear con el cuñao que parece un gorila” “Y te la buscáis pareja, de verga y no le ganáis la demanda a la compañía” 

Paila

Este nombre identifica a un recipiente de cocina muy usado en nuestro país, hecho generalmente de hierro con asa y de variados tamaños, en otros lugares lo llaman cazo y se usa para cocinar alimentos de diferentes tipos. Es uno de los utensilios de cocina más antiguos y se han encontrado restos de ellos que datan de la época precolombina. Y aunque muchos lo generalizan como sartén, no es este el nombre que le damos acá, ya que lo diferencian a este último el material y el poseer mango. Sin embargo en nuestro dialecto en la zona de Santa Barbará y sur del lago también se usa este nombre para señalar a los envases grandes de plástico con capacidades de hasta 5 galones que en otras regiones se les llama cuñetes. “Te acordáis de traerme una paila de gasoil para el tractor” 

sábado, 10 de diciembre de 2016

Equifero

Esta palabra ya es muy raro escucharla en nuestro dialecto, la misma tiene sus orígenes en el latín y de hecho en el portugués se define con ella al caballo salvaje. En nuestro país fue muy popular en Caracas endilgándosela a las personas celópatas, trastornadas o en condiciones psiquiátricas y sicológicas dudosas, pero acá se generalizó como sinónimo de equivocado. “Estáis equifero, eso no es como vos estáis diciendo”

Mogomogo

Esta palabra identifica a un plato popular en Isla de Toas que nada tiene que ver con  el del mismo nombre tradicional en la cocina veracruzana de México e igualmente no contiene los mismos ingredientes. El de esta región es un arroz asopado o aguado con pescado salado, leche de coco, jojoto, papa, yuca y verduras. Lo primero que se hace es desalar el pescado, ya sea pasándolo por agua caliente o poniéndolo a remojar, luego se desmenuza este y en una paila se pone a hervir junto al jojoto, luego se le agrega la yuca que se corta en trozos pequeños, agregándose unos minutos después la papa, picada igualmente como al yuca y el arroz. Mientras todo esto se ablana y cocina se le van agregando en cortes muy pequeños olicuadas las verduras a gusto del cocinero, estas pueden ser cebolla, cebollín, apio españa, celeri, aji, cilantro, etc, . Al final se le agrega la leche en coco y se hierve unos minutos más. Se deja reposar antes de servir para que el arroz se impregne bien con la leche de coco. Actualmente sigue siendo preparado por personas mayores pero ya no es tan cotidiano como antes.

domingo, 4 de diciembre de 2016

Como zamuro comiendo alpiste

Si bien esta expresiones un adagio popular de uso frecuente en el llano para señalar desconfianza hacia acciones realizadas por una persona y también a las cosas que son imposibles, en nuestro dialecto además de ser usado ocasionalmente en las anteriores se le endilga a las personas que se jactan de hacer cosas que en realidad no hacen, en otras palabras al echón y también a quien se la tira de fino o a quienes ejecutan interesadamente acciones que no acostumbra, o sea al aprovechado Ya se escucha poco “Edward está como zamuro comiendo alpiste en la fiesta de su prima” “Rogelio está como zamuro comiendo alpiste lavándole el carro al padre para que se lo preste”