jueves, 5 de febrero de 2015

Encuñunizao

Esta palabra es de novísima data en nuestro dialecto y aun su uso es limitado, es ejemplo de la inventiva y la jocosidad en las expresiones que asume el nacido en estas tierras. Tiene su génesis en la reciente epidemia de chicunguña padecida en el país en el 2014, la cual produce entre otros síntomas inflamación y dolores en las articulaciones que se extienden incluido por meses, por lo que la palabra que hago mención ha sido adoptada para señalar que aún se padecen los efectos de la enfermedad, aunque también se usa cuando se padecen  dolores articulares producidos por cansancio, maltrato u otra enfermedad. “No puedo ir pal juego porque ando encuñunizao” “


Panaquito

Ya esta palabra no se escucha en nuestro dialecto, su uso no fue muy extendido y era más común en la zona que hoy forman los estados llaneros, la misma es un sinónimo de pequeño y era muy usada para señalar a los niños d época edad o pequeña estatura, sin que esto no signifique que también a  objetos con esas características se le dijera así. Fue traída por los andaluces quienes llamaban al pan de pequeño tamaño panaco y cambiada de cierta manera en nuestra región. “Ese hijo tuyo es panaquito” “Pasáme ese panaquito de tela”

miércoles, 28 de enero de 2015

La guevoná de Bracho

Esta expresión ya poco se escucha en nuestro dialecto aunque hace unas décadas atrás era muy popular, con la misma se señala alguna acción rara, extraña o fuera de lo común que ejecuta alguien, en la mayoría de las ocasiones tiene sentido recriminatorio. Algunos consideran esta soez porque creen que hace mención del pene, pero nada tiene que ver con esto ya que la palabra guevoná en nuestra región significa algo o alguna cosa. La Expresión nace del entorno beisbolero y quien la genera es el más famoso pitcher de nuestra región, El Carrao Bracho, quien hizo popular su bola o lanzamiento de tenedor, el cual hacia un movimiento extraño que confundía a los bateadores, de allí nace el símil con la misma. “Dejáte esa guevoná de Bracho de estar echándole los perros a tu vecina”


lunes, 26 de enero de 2015

Empaltolao

Con esta palabra se señala en nuestro dialecto a la persona que usa la prenda de vestir llamada paltó, también se le endilga peyorativamente a alguien que posea dinero o burlonamente a quien no lo posee y se jacta de tenerlo. Pero también este es el nombre de una delicia gastronómica regional que se prepara con bocachico, Ají dulce, Cebollín Pimentón rojo y pimentón verde, Cebolla, Ajo porro, Célery, Plátano verde y Hojas de plátano. Se prepara rellenado el pescado con las verduras antes nombradas, envolviéndolo con una capa de plátano verde rallado el cual forma una masa y finalmente se envuelve en hojas de plátano y se mete al horno. “Luis llegó empaltolao” “Carmina se empaltoló con ese triple que se ganó” “Memo se tira de empaltolao y no tienen ni donde caerse muerto” “El domingo vamos a hacer empaltolaos para el almuerzo”  

Piraguera

Con esta palabra en masculino o femenino se señala al que gobierna una piragua o en su defecto a quien las vende, sin embargo en nuestro dialecto esta también identifica un plato muy común en la mesa del maracucho como lo es la ensalada en rodajas con cama de lechuga y aderezada con mayonesa. Se sirve generalmente como acompañante. La misma tiene como ingredientes además de la lechuga, papa, remolacha, huevo y zanahoria, todo esto  cocinados y en algunos casos tomate y cebolla, colocados en capas en el orden nombrado y aderezada con mayonesa en cada capa. Debe su nombre según algunos gastrónomos al hecho que esos ingredientes llegaban a la ciudad a través del puerto en las piraguas, pero otros aseveran que se debe a que era la que preparaban como comida en las piraguas sin la mayonesa y que esta se le agregó al pasar a la mesa citadina. A pesar que el nombre sigue usándose entre chef y cocineros en el habla popular ya es raro escucharlo. “Me voy a comer una piraguera con bocachico en Santa Rosa”

Bollito pelón

Esta palabra identifica  a un plato típico zuliano de muy fácil preparación ya que el mismo es una bola de masa de maíz que se rellena con un guiso preparado de carne molida o pollo y se pasa por agua hervida, hasta que estos flotan, luego se sacan y sirven bañados con guiso de vegetales. Debe el adjetivo de pelones al hecho que los mismos no se encuentran envueltos en algún tipo de hojas. Existen diatribas en cuanto a la autoctonía del plato ya que el mismo tiene raíces indígenas, posiblemente de los caribes, quienes poblaron una gran extensión de territorio y los españoles alteraron posiblemente el relleno del mismo. “Voy a comer bollitos pelones a que mi abuela”  

martes, 20 de enero de 2015

Cera

Esta palabra identifica a la sustancia blanda y sólida que segregan las abejas y otros insectos  con la cual hacen los panales y también tiene otras connotaciones más modernas como es llamar de esa forma a la sustancia con que se depila, a la parafina de las velas o a la que se usa para pulir el piso, en nuestro dialecto además de usar esas también utilizamos la palabra para señalar a la calzada, en otrora los enlosaos que se construyen destinada para el tránsito de las personas. El nombre correcto es acera pero fonéticamente le quitamos la a.  Es una palabra de relativa nueva data. “Mijo montáte en la cera que te puede matar un carro”

Vais a echar un piso

Esta es una expresión muy común en nuestro dialecto, la misma es un contrasentido ya que se usa para decirle a alguien, generalmente con sentido jocoso,  que va muy bien vestido o de manera muy formal, tomando como ejemplo el hecho que para hacer lo mencionado, o sea echar un piso, la ropa que se usa es de trabajo. “Mijo como que  vais a echar un piso en casa de tu novia”

Camarón

Esta palabra define el nombre de un molusco muy común en nuestras costas, de cierta forma cotizado y parte de la dieta costera. Nuestro dialecto lo tomó como apodo para señalar a las personas muy blancas cuyo color de piel es parecido al de este animal. Igualmente se le llama de esta manera al sueño corto o siesta que se hace en cualquier momento y esto no tiene nada que ver con las características del animal nombrado sino que es producto de la homofonía de la palabra inglesa “I come around” que significa ya vuelvo y que era usada por los capataces gringos de la explotación petrolera para excusarse de la ausencia que tendrían al dormir un rato  escondidas. Solo el apodo no es usado también en otras regiones.  “Llamá a camarón para que juguemos bolas criollas” “Vamos a hacer arroz con camarones” “Voy a echar un camarón”

Desperdigarse

Esta palabra es asimilada, fue traída por los españoles y usada con el mismo significado dado por ellos que era desordenarse, o esparcirse pero también nuestro dialecto le agregó  el de perderse o extraviarse algo o alguien. En algunos medios cultos se consideró que era una palabra mal dicha. Actualmente es raro escucharla en ninguno de los significados nombrados. “Se me desperdigaron las metras” “Jafé se desperdigó cuando se enteró que su novia estaba preñá”


Tabaco Playa

Esta palabra es la de una marca de tabaco popular en las décadas del 70, 80 y parte del 90, ya que por su bajo costo era muy vendido y usado por quienes practicaban diferentes ritos donde se hace uso del mismo, como espiritismo, brujería y otros, razón por la cual fue catalogado por muchos como de baja calidad, lo que produjo que se llamara así en nuestro dialecto a cualquier tabaco o cigarrillo, sin importar la marca,  que poseyera esta condición de categoría.  Ya es raro escucharla. “Esos cigarros que fumáis son tabaco playa”

Polvera

Esta palabra cuyo uso genérico señala al recipiente donde se coloca el talco o los polvos que suelen aplicarse de diferentes formas, tiene en nuestro dialecto, además del anterior nombrado, otro significado con características jocosas que algunos consideran soez, ya que se le dice de esta manera al colchón, generalmente de tamaño matrimonial, o a la cama, derivado esto a que existe una forma de llamar al hecho de tener sexo la cual es echar un polvo.  “Me compré una polvera ortopédica”

Temperar

Esta palabra ya poco se escucha en nuestro dialecto, es asimilada y con la misma se señala el hecho que alguna persona vaya al campo o el monte como generalmente se le dice al primero, o tome algunas vacaciones en algún lado. Deriva del hecho que al hacer eso en muchas ocasiones al lugar donde va cambia de temperatura en relación al que está. Se escucha en otras regiones. “Mi abuelo se iba a temperar para gochilandia”

domingo, 11 de enero de 2015

Faldisquera

Esta palabra ya se escucha poco  en nuestro dialecto, fue traída por los españoles provenientes de la región de Extremadura en Castilla, y usada sobre todo por los costureros y sastres, quienes le cambiaron el significado original al llamar de esta manera a los bolsillos de los vestidos y faldas y posteriormente generalizarlos a todos sin importar el sexo de la prenda de vestir.  La palabra original es Falquitrera, proviene del sefardí, y con ella se señalaba a una bolsa plana de forma rectangular que formaba parte de la indumentaria tradicional femenina y le servía para guardar monedas, botones, corchetes, papeles y todo tipo de pequeños objetos que se encontraran por la casa. “Los pantalones que mandé a hacer tienen dos faldisqueras”

Hachifuga

Con este nombre se le conoce en nuestro dialecto a un modelo del entretenimiento llamado petaca o volantín en estos lares y papagayo y otros nombres en otras regiones. A diferencia de la tradicional esta se hace con una armazón en forma de H, de allí deriva su nombre, una varilla en el centro de la parte superior y otra en forma de arco en el extremo donde va  el papel dentado que con el viento provoca sonido y de allí el nombre de fuga. Eran comunes hace algunos años, aunque ahora se ven muy poco. “Mi papá me hizo una hachifuga que vuela altisiiimo” 

sábado, 10 de enero de 2015

Buche

Esta palabra que señala a una bolsa membranosa que forma parte del sistema digestivo de algunos animales, en nuestro dialecto no es sinónimo de estómago como en muchas partes, incluida España se usa, tampoco tiene que ver con una especie de cactus llamada melón en el estado Lara y Falcón y con el que preparan un dulce que lleva el nombre de buche. Para nosotros la palabra está asociado con garganta o cuello, razón por la cual el buchón es nuestra ave regional y se debe casualmente a ella esta asociación y uso de la misma con estas características. También se le dice así al hecho de hacer gárgaras con algún líquido. Es de uso común y de vieja data. “Hacéte unos buches de agua con sal para la gripe” “Me di un carajazo en el buche que quedé sin respiración”

Chaguaquita

Esta peculiar palabra se escucha en nuestro dialecto comúnmente en la ciudad de los Puertos de Alatagracia, Quisiro y zonas aledañas e incluso en la Costa Oriental del lago. Con la misma se señala a las mollejitas de los pollos, gallinas y aves. Según algunos viejos pobladores la razón por la cual se les nombra así es por el parecido de estas a una guacharaca volando, existe también la posibilidad que la misma tenga raíces indígenas. “Mi abuela hace unas chaguaquitas en coco mundiales”

Vivir del cuento y la melodía

Esta expresión, aún muy popular en nuestro dialecto, se ha transformado en un adagio popular, en el que se señala que la persona vive ilusionada o no hace nada para cambiar su situación y por ende que le gusta todo fácil o regalado, incluso que vive a expensas de otros. Tiene su génesis en la equivocada idea que el artista tiene esas condiciones ya que con la misma se señala al escritor y al músico, por lo tanto es discriminatorio, aunque  ese no sea el sentido con el que se usa. Es de vieja data. “Ese primo tuyo vive del cuento y la melodía porque ningún trabajo le gusta” “Dejá de vivir del cuento y la melodía y buscáte que hacer”

domingo, 4 de enero de 2015

Oler a caldo de pescao

Esta expresión popular que en otras partes significa mal olor en nuestro dialecto es completamente lo contrario ya que se usa metafóricamente para expresar que alguien o algo huele agradablemente o que está muy oloroso.  Al ser un estado costero el pescado ha sido por generaciones un alimento común en la mesa y la sopa de este, que impregna la cocina y la casa con su aroma igualmente.  “Rosa huele a caldo de pescao” 

sábado, 3 de enero de 2015

Recao

Aunque el uso de esta palabra fue y ha sido común mayormente en la Provincia de Maracaibo o en los estados que hoy disgregada esta han quedado conformados, la misma no es autóctona y es asimilada al dialecto, ya que es castiza y traída por los españoles en las connotaciones conocidas y particulares utilizadas acá, como son la de  llevar o recibir algún mensaje, encargo o encomienda. Todavía es de uso común aunque es menos popular que en otrora. “Abuela te mandó un recao” “Voy q hacer varios recaos en el centro”

jueves, 1 de enero de 2015

Gollete

Esta palabra que se usaba corrientemente antes en nuestro dialecto es asimilada, de origen castizo y con la misma se señala el cuello o la parte final de este tanto de humanos como de vasijas o botellas. También en forma subjetiva el hecho de estar cansados o hartos de una situación. En España, de donde vino, se usaba como comodín para señalar las cosas o acciones que se desconocía el nombre y en el sur del continente es algo sin sentido. Se escucha todavía en su forma subjetiva en el sector de “el bajo”. También la escriben con “Y” en lugar de “LL” “Se me cayó la botella y se le rompió el gollete” “Me tenéis hasta el gollete con ese tiquititaqui”

martes, 30 de diciembre de 2014

Esperma

Esta palabra que actualmente identifica al semen tanto humano como animal, en otras épocas identificaba a las velas o al residuo de estas, tal vez porque estas se hacían de la sustancia grasa del cerebro de los cachalotes o ballenas  y en las grasas vascularizadas de ellas y a esta grasa se le llama así. Razón por la cual se le llamaron de esta manera hasta hace poco cuando comenzaron a ser fabricada de ceras y parafina, sin embargo el mismo ha permanecido inalterado en la región de Machiques y alrededores. Fue traída por los canarios. “Vendéme 2 espermas blancas” 

Caballo

Esta palabra que identifica al animal mamífero cuadrúpedo que ha servido para grandes gestas al hombre, en nuestro dialecto también tiene  una connotación particular en la cual se le adjetiva de esta manera a cualquier persona tomando en cuenta su grado de disposición y dadivosidad a servir o no a otros. De esta manera se considera bueno a quien brinda o regala cosas y malo al que no lo hace. Deriva del argot hípico, entretenimiento de gran arraigo en nuestra tierra y país. Es de uso común y también se escucha en otras regiones. “Ese primo tuyo es buen caballo, brindó la cena a todos” “¡Que molleja de caballo sois! Nomás que ponéis la boca”

lunes, 29 de diciembre de 2014

Entabardillao

Esta palabra en la capital zuliana significa tener una insolación, pero en nuestro dialecto también se usa en la zona de Perijá con otra connotación distinta, la cual es  estar en estado de rigidez, poca flexibilidad, y en ocasiones mezclado  esto con dolor, producto del ejercicio extremo o alguna enfermedad que no es el tifus, con el cual asocia la Real Academia la palabra ya que tabardillo es sinónimo de esta. En la región mencionada este es un árbol que crece en las laderas de la montaña o cerca de arroyos y su raíz, ramas y flores, juntas o separadas, en cocimiento se toma como agua de uso contra la inflamación de la próstata y dolor de riñones. “Amanecí entabardillao de tantas hallacas que hice”

Piragua

Esta palabra en nuestro dialecto no identifica a la embarcación estrecha y larga impulsada por remos que se usa en ríos y lagos, sino que son embarcaciones de madera de más o menos 15 mts de eslora y 4 de manga. Debajo de la cubierta tienen la bodega, donde se almacena la carga, están la sala de máquinas, la cocina y el depósito de anclas y otros enseres. Sobre cubierta, la cabina donde está el timón, espacio para pasajeros y el baño. Fueron muy populares en épocas anteriores como transporte de pasajeros y mercancías diversas entre las costas y pueblos. Las que iban al sur del lago eran la comunicación del departamento norte de Santander de Colombia con Maracaibo y viceversa. El puente y otras razones hicieron que fueran desapareciendo y solo quedan pocas con estas características navegando los pueblos del Sur del Lago. “Mi abuela viajaba desde Santa Bárbara a Maracaibo en piragua”

Floripondio (a)

Esta palabra ya es raro escucharla en nuestro dialecto pero en los años 50 y 60 era muy usada de dos maneras, una para señalar a los hombres enamorados o tuqueques como también se le dice en estos lares y otra para indicar el modo de vestir extravagante o muy llamativo, propio del movimiento sicodélico de esos tiempos.  En ambos casos su uso era despectivo y nada tiene que ver con el árbol y la flor que lleva el mismo nombre. “El pocho anda de floripondio por el barrio” “Anita anda floripondia con ese vestido”

Silletón

Esta palabra en nuestro dialecto se usa en Cabimas y zonas aledañas como superlativo de silla, en lugar de la forma que se usa en el resto del estado y otros lugares que es sillón aunque cabe destacar que son dos muebles diferentes, ya que en este caso se habla de sillas de madera, metal u otro elemento. El término no es autóctono, es la forma andaluza de señalar la silla de cualquier tamaño. Ya poco se escucha. “Mi abuela tenía un silletón mollejúo”

Tener de puchinbol

Esta expresión que contiene la deformación fonética de la palabra inglesa Puching Ball y que es el nombre dado a la pera móvil o al saco de boxeo en ese deporte, se usa en nuestro dialecto como manera de señalar que alguien molesta o siempre engaña o maltrata de alguna manera  a otra persona repetitivamente o realiza una acción donde sale perjudicado . Tiene carácter de reproche y es una alegoría al movimiento rápido y continuo del artefacto que nombre. Es de nueva data y su uso es moderado. “Ese carajo te tiene de puchinbol, solo te manda a vos” “Tengo de puchinbol al primo en el dominó”

Motilón

Esta palabra ha caído de cierta manera en desuso en nuestro dialecto, con la misma los españoles  y posteriormente los habitantes de la región, señalaban a los indígenas de la etnia barí, habitantes de la sierra de Perijá y zonas circunvecinas, dado la forma que estos acostumbran cortarse el cabello, tipo totuma como se le dice en maracucho.  Es ofensiva para ellos y también se usaba en nuestra ciudad en forma despectiva como sinónimo de bruto o de persona sin modales.  “No seáis motilón que eso no va así” “Ayer fuimos para la Sierra y no vimos ningún motilón”  

Chaplaca

Esta curiosa palabra solo se escucha en nuestro dialecto, en la región de Machiques y alrededores, nada tiene que ver con ser alcahuete, sentido que le dan los jóvenes españoles actualmente ni está asociada con esto. Es usada por los jóvenes pero de nuestra región antes mencionada para señalar el golpe que se da a otro en la oreja usando el dedo pulgar y medio de la mano. Su nombre es onomatopéyico del sonido que se produce al darlo. “El que pierda recibe un chaplaca del que quede primero”

Juan Chuchita

Esta palabra identifica en nuestro dialecto al muñeco de año nuevo que se quema para que se vayan los malos recuerdos del año viejo. Es una tradición antigua de la provincia cuando los departamentos colombianos pertenecían a ella y que solo se ha mantenido en la región de Machiques y alrededores  y en la actual costa caribeña colombiana. Cumple las funciones en ocasiones del Judas de semana santa. El relleno es der aserrín o de trapos. “Este año no voy a poner arbolito sino que voy a hacer un Juan Chuchita”

Voy y vengo

Esta frase indica la acción de ir y volver de alguien en primera persona, pero en nuestro dialecto también se usa para señalar a las puertas batientes, llamadas en otras regiones del país de vaivén, que eran populares en los bares y que también se usa actualmente en las casas en espacios como la cocina o comedor u otro lugar. El nombre se debe a la acción de estas al abrirse y cerrarse rápidamente. Es una palabra de vieja data que ya poco se usa. “Puse una voy y vengo entre el comedor y la cocina“

Macarronada

Esta palabra identifica en nuestro dialecto a uno de los platos más populares de la gastronomía maracucha y como cosa curiosa no está en el diccionario de la Real Academia.  Sus ingredientes  básicos son macarrones, guiso de carne, generalmente molida, o pollo o ambos, papas sancochadas, salsa de tomate y queso de pata, y junto a esto cualquier cosa que la imaginación local pueda agregarle, de manera tal que las hay con zanahoria, aceitunas, pasitas, alcaparras, huevo, jamón, salchicha u otro embutido, quesos de diferentes tipos, etc. etc.  Todos estos ingredientes se agregan  al macarrón bien cocinado que se  abre para crear capas y finalmente se mete al horno hasta que el queso se gratine. Esta delicia no fue traída por los italianos como muchos piensan, es inventiva local, derivada de la pasta amarilla un plato muy común de los españoles residentes en la región en el siglo XVIII que tomó su nombre cuando los italianos provenientes de Sicilia,  a finales de ese siglo trajeron la variedad de pasta que se usa actualmente. Se hizo tradicional como plato navideño local por poseer ingredientes fáciles  y económicos de conseguir y por los empleos diversos de los mismos.  El empleo de la palabra se ha generalizado y con la misma se señala cualquier pasta hecha al horno de la misma manera aunque no sean macarrones. “Abuela prepara unas macarronadas mundial Zulia” “Este año recibiremos el año nuevo con macarronada de espaguetis”

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Espelucao

Esta palabra que es asimilada y que en nuestro dialecto se usa de varias maneras es sinónimo de despeinao y proviene del hecho de estar en esa condición la peluca, aunque es más común su uso en nuestra región para señalar el hecho que alguien salió de prisa de algún lado. Su utilización es moderada y es relativamente de nueva data. “Por allí salió freddy espelucao a buscar leche”


La tara

Esta palabra que identifica en nuestro dialecto a las mariposas es usada agregándole el pronombre “la” en Isla de Toas y con la misma se identifica a la anemia falciforme, una variedad de cierta forma común que fue llevada allí por los esclavos negros traídos de Africa y que se caracteriza por la deformación de los glóbulos rojos, y que al ser hereditaria se ha mantenido en un grupo de pobladores descendientes de ellos. Medicamente tienen hemoglobina tipo S y Los que la poseen tienen crisis dolorosas y embolias. “María se la pasaba con dolores y descubrieron que era porque tenía la tara”

Vergas negras

Esta expresión era muy común en épocas anteriores, ahora se escucha muy poco. Tiene sentido de asombro ante una acción inesperada o el enterarse de algo. Al parecer no es un derivado de la muy común palabra verga sino que viene desde épocas coloniales motivado a que muchos piratas pintaban sus barcos o las vergas del mismo de negro y al ser divisados por otra embarcación estos señalaban al mismo e intentaban desviarse o huir y quien lo descubría a la distancia desde su puesto en lo alto del barco o por medio de un catalejo, generalmente el vigía, gritaba esa expresión. “¡Vergas negras! La suegra se va a mudar con nosotros. “ 

domingo, 14 de diciembre de 2014

Mata de ratón

Esta palabra no identifica  a un árbol que produzca ratones como su nombre lo indica, sino a un árbol tropical cuyo nombre científico es Gliricidia y entre sus múltiples usos domésticos está el de hervir sus  hojas o macerarlas para aliviar afecciones de la piel, como la sarna, el sarampión, el salpullido, etc. La denominación usada en nuestro dialecto es una deformación de la que usaban los españoles y se usa en otras regiones que es matarratón,  producto de que su raíz produce una sustancia venenosa que es raticida. Es un árbol común en nuestra región y actualmente se usa también para calmar las erupciones cutáneas producto de la chicungunya.  “Herví las hojas de la mata de ratón y bañálo para que se le quite la picazón”   

Dar función

Esta expresión es común en nuestro dialecto y además de ser usada en el medio teatral, desde donde proviene, se utiliza para señalar que alguien está activo, a pesar del tiempo prolongado que lo ha estado, en horas en las que no debería o de manera intensa. Puede tener sentido de reproche, de admiración o de queja. Es de vieja data. “El borracho de Antonio todavía anda dando función” “Esos carajitos tuyos no se cansan de dar función” “Dejá de dar función y apagá el televisor que no dejáis dormir”

Me sabe a bola

Esta expresión considerada vulgar por muchos, nada tiene que ver con sabor ni mucho menos conbola. Con la misma se indica en nuestro dialecto que lo que ocurre o pasa le es indiferente al interlocutor, no teniendo importancia ni atención.  Es una alegoría al sabor insípido o neutro que pueda tener algo. Es de uso moderadamente frecuente y de vieja data. “Me sabe a bola que no vengáis”

Platao

Esta palabra no es una deformación de plateado ni de plantado, tampoco tiene que ver con platanos, es de uso algo frecuente en nuestro dialecto en la ciudad de Cabimas y alrededores y con la misma se señala el que te sirvan mucha comida o quedes muy lleno a consecuencia de comer mucho. Deriva de plato y también es usada con la misma connotación en Costa Rica por lo que se presume que haya sido traída por los conquistadores. Curiosamente en griego antiguo es el nombre de Platón. “Abuela me puso un platao en el almuerzo” “Quedé platao con la parrilla” 

viernes, 12 de diciembre de 2014

Borrachito

Esta palabra que usamos como diminutivo de borracho o como forma despectiva o recriminatoria de la persona que se encuentra ebrio y en muchos casos fastidiando a los demás, también tiene un uso particular en nuestro dialecto entre choferes de transporte público y mecánicos, y con la misma se señala al motor 225 Chrysler que trajo el Valiant y posteriormente el Aspen.  Esto dado que el mismo tenía una forma inclinada. Es muy buscado por su calidad y es adaptado a carros de otras marcas, pero ya se encuentran muy poco. “Le puse un borrachito al Dart y quedó pepiao”

Merulla

Nada tiene que ver esta palabra con alguna ciudad en Bangladsh ni con apellidos italianos, aunque podría venir de allí el que se le llame así en nuestro dialecto a la mezcla que se hace para freír o rebozar los tumbarranchos y yoyos.  La misma tiene como ingredientes principales harina de trigo leudante, huevos, sal, mostaza y agua, que se unen y crean una mezcla semi liquida donde se sumerge la arepa rellena de mortadela para luego freírla. También hay quienes le agregan al preparado leche, azúcar y hasta nuez moscada y los que sustituyen la mostaza por colorante artificial.  Esta palabra es de uso entre las personas que están ligadas a la venta de esta delicia culinaria maracucha. La palabra podría ser un arcaísmo. “Compráme mostaza para preparar la merulla para los yoyos” “Vos como que le echais ron a esa merulla de los tumbarranchos porque esto se la pasa lleno de borrachos”

domingo, 7 de diciembre de 2014

Sablazo

Esta palabra en casi toda la región tiene el mismo significado que le da la Real Academia, que es el golpe dado con un sable, que es un arma blanca parecida  a la espada pero curva y con filo en un solo lado. Pero en la región de Casigua el cubo y alrededores, nuestro dialecto la usa para indicar generalizadamente un golpe fuerte o contundente, sin importar con que o la forma con el que se dio. Tal vez sea una deformación de tablazo. Es de uso frecuente. “Ramón se cayó de la mata y se dio un semerendo sablazo” “A Ernesto le dieron un sablazo con el bate jugando” 

Piratero

Esta palabra es usual y popular en nuestro dialecto en la región de Machiques en la actualidad. La misma se le endilga a los choferes que conducen camionetas que transportan pasajeros desde Machiques a algunos sectores aledaños donde existen asentamientos campesino,  donde las vía son trillas de arena. A estos vehículos que llaman piratas, se les coloca un techo atrás y bancos de madera, similar a como se usaba para los obreros petroleros. “Estoy rebuscándome de piratero” 

Culebriar

Esta palabra es de uso común en nuestro dialecto, la misma asume el sinónimo de engaño o engañar por el hecho que a las personas de esta calaña les llaman culebra. De forma que alguien culebrea a otra persona cuando le ofrece algo que no sirve, cuando le dice mentiras para obtener algún beneficio, cuando la estafa, roba, etc. Recientemente los caucheros, o sea los que cambian o reparan cauchos le han tomado para señalar con ella al hecho de crear o hacer reaparecer en un caucho las líneas o surcos del agarre de la banda de rodamiento,  usando para ello un cautin.  También se usa la palabra en su significado general de señalar el caminar ondulado o haciendo esos similar al reptil del que deriva. “Antonio culebrió a mi tia y le vendio un televisor malo” “Por andar culebriando mataron a Fidel” “Culebrié el caucho pero no me duró nada”

Reventar

Esta palabra que posee 16 connotaciones diferentes en el diccionario de la Real Academia, que van desde romper hasta tener deseos de algo,  posee una connotación autóctona en nuestro dialecto que nada tiene que ver con las recopiladas. Se usa para indicar que algo pasó de un lugar a otro o llegó a algún sitio. Podría ser una derivación de algún término marino o una manera de indicar el efecto final provocado por una acción. Su uso nunca ha sido frecuente pero se ha mantenido. “El agua reventó de la calle al patio” “Ramón reventó a que su mamá después ayer”

Rebobinar

Esta palabra cuyas raíces son técnicas y es usada en ese campo en muchas partes, incluido en nuestra región,  significa sustituir el hilo eléctrico de una bobina o desenrollar algún hilo o cinta en un carrete, en nuestro dialecto tiene también un uso particular como sinónimo de recordar. Esto es producto que en la época de los casettes y los betamax se tenían que devolver las cintas para volver a escucharlas o ver la pelicula y los jóvenes de la época asociaron esta acción con la de buscar en el cerebro algún recuerdo.  Aunque ya no es tan común todavía es usada. “Dejáme rebobinar porque me parece que no es así” “Estoy rebobinando cuando vivía en el saladillo”

domingo, 21 de septiembre de 2014

Carretiar

Aunque esta palabra en nuestro dialecto guarda cierta relación con la definición que da la Real Academia, varía su sentido ya que en nuestra región se  usa para indicar que se está llevando algo de un lugar a otro, sin importar el medio que se use para hacerlo. Proviene del transporte diario de víveres que se hacía en la ciudad antañona donde eran usadas las carretillas para tal acción. “Ando carretiando los macundales para la nueva casa” 

Valazo

Nada tiene que ver con balas esta palabra que era común en nuestro dialecto entre los años 50 y 70 y era usada sobre todo por los jóvenes de esa época. Tenía sentido recriminatorio y de reproche ante la formas de hablar adquirida por algunas personas que viajaban a la capital del país y regresaban usando como muletilla la palabra “vale” que era común en la forma de hablar del caraqueño. “Dejá los valazos que no te lucen un carajo” 

Pita

Además de la acción de reproche través de pitos y silbidos, esta palabra era muy usada en nuestro dialecto hace algunos años por los jóvenes que elevaban petacas en la región y con la misma identificaban la cuerda usada para estos fines, la cual era más resistente y fina que la usada para los trompos y que llamaban curricán. Esto es debido a que la misma era hecha de la mata del mismo nombre oriunda de México y la comercialización de esta cuerda era común en la región. Ya poco se escucha. “Se me enredó la pita en los cables”