lunes, 18 de septiembre de 2017

Encocao

Esta palabra ya es raro escucharla en nuestro dialecto, nada tiene que ver con el coco o con comidas hechas con este, tampoco con cocaína; acá se usa como sinónimo de enredo, generalmente de cables o cuerdas, pero también en sentido figurado de situaciones o estados de ánimo de las personas. Es un término marino traído por los españoles para quienes el termino cocas significa las vueltas que toma un cabo o una cuerda por vicio de torsión. Era muy popular en otras épocas. “Los mecates de la hamaca están todos encocaos” “Se me encocó el curricán” “Nestor anda encocao con las cuentas” 

jueves, 14 de septiembre de 2017

Bajarse los chinos del camión

Esta expresión era muy común hace algún tiempo en nuestro dialecto pero ya es raro escucharla, la misma es una alegoría y con ella se señala el hecho que los planes o acciones efectuadas por alguien se han desbaratado, frustrado o están en peligro de que eso ocurra, por razones circunstanciales. Se usa en diferentes tiempos y con diversas formas personales. Según algunas personas mayores nace esta expresión del hecho que en otras épocas contrataban guajiros, a quienes en nuestro dialecto llamamos chinos, para efectuar trabajos de obreros de construcción y estos eran transportados en camiones, pero ante cualquier eventualidad o desavenencia estos se negaban a hacer la labor y lógicamente se bajaban del vehículo para no ir al lugar de trabajo. Sin embargo otros aseguran que esto nació mucho antes en los campos cuando los mismos trabajadores de la etnia eran usados para trabajar y ocurría lo mismo y de allí fue tomada la expresión en la ciudad. “A Fabio se le bajaron los chinos del camión porque la esposa le revisó el teléfono” “Si seguís inventando se te van a bajar los chinos del camión” 

martes, 12 de septiembre de 2017

Garota

Esta palabra proviene del idioma portugués donde significa muchacha o mujer joven y es muy popular en los carnavales brasileños donde se les llama de esta manera a las bailarinas de samba. En nuestro dialecto se hizo popular a raíz de la Copa América en el2007 con igual significado que el original pero con una connotación diferente en ciertos grupos sociales donde se le usó como sinónimo de acompañante dado que se usaron chicas como guía multilingües de los invitados extranjeros, solo que se degeneró para señalar de igual manera a las mujeres que prestaban servicios sexuales a personas de clase social alta. Ya ha dejado de ser de uso frecuente en cualquiera de sus significados. “Voy a trabajar de garota en la Copa” “Vamos a buscarnos unas garotas en el club”

martes, 5 de septiembre de 2017

Aflojar

Esta palabra tiene múltiples connotaciones en los diccionarios, la mayoría también usadas  por nosotros como: entregar dinero o algo, disminuir el ritmo, disminuir la presión de algo o propinar un golpe, pero a todas estas nuestro dialecto le agrega el de lanzarse o dejarse caer desde algún lugar elevado o el de arrojar un objeto, el realizar una acción impropia de alguien por alguna circunstancia, o el de hacerla por no tener otra alternativa. De modo que el verbo se transforma en otros. Así es que “nos aflojamos del trampolín a la piscina” o “aflojamos una piedra”, “nos aflojamos a cantar a causa de la borrachera” “Nos aflojamos a caminar para la bomba porque el carro se quedó sin gasolina” “Le aflojamos un carajazo al que se propasó con la novia” “Aflojamos el tornillo” “Le aflojamos dinero al nucita para que nos deje ir” “Aflojamos la carrera porque vamos retragao”etc.

Mochila

Esta palabra todavía se escucha en nuestro dialecto pero no tan recurrentemente como antes, con la misma se señalan los sacos de fique u otro material en el que se transportan y envasan diversos alimentos y que eran muy populares en los mercados no solo para esto sino que se les dio diversos usos luego de que fueron vaciados, uno muy popular y cultural: las carreras que se hacían introduciéndose las personas dentro de ellas, atándoselos a la cintura o agarrándolo con las manos. También es común utilizar el término para referirse a cualquier objeto donde se transporte algo sin importar que cumpla con las características antes mencionadas incluidas las bolsas.   Según la Academia la palabra es de origen vasco y señala al muchacho de recado que llevaba las encomiendas a sus espaldas, razón por la que se generalizó posteriormente para señalar los morrales o cualquier bolso que cumpliera esa función. La palabra saco es más popular en el resto del país y ha sustituido también a esta en nuestro habla.  “Compré una mochila de arroz” “Vi a Samuel con una mochila de pan” “Tendré que llevar esa mochila en la espalda” 

sábado, 2 de septiembre de 2017

Temblar como un machorro

Está expresión es popular en nuestro dialecto y curiosamente el animal que se nombra no posee las características que en ella se describe, ya que con la misma se indica que alguien se encuentra muy temeroso o que se encuentra realmente temblando por el frio o por la fiebre alta. La alegoría surge en el habla popular desde hace mucho tiempo producto de la caza de estos animales, muy numerosos en ese entonces, por medio de honda o china, actividad hecha por jóvenes y adultos como una forma de distracción, dado que al ser impactado con alguna piedra el mismo quedaba temblando y posteriormente moría o se escapaba, de acuerdo a lo preciso del disparo. “Estaba temblando como un machorro porque hubo disparos cerca de la casa” “En Mérida mi tía se la pasó temblando como un machorro” “El niño estaba temblando como un machorro porque tenía 41 grados de fiebre”     

Cachimbero (a)

Esta palabra ya poco se escucha en nuestro dialecto, nada tiene que ver con las pipas para fumar ni con lámparas de aceite, como le dicen en México, con la misma se señala al verso popular, generalmente improvisado, que hacían los repentistas o juglares que no poseían estudios. Los mismos según la crítica de los académicos eran mal estructurados, igualmente a quienes lo crean le llaman así, se incluyen los que aun teniendo estudios sean considerados malos poetas por los anteriores. Mas modernamente a las blusas o camisas cortas, algunas de ellas que se amarran con unas tiras a la espalda, generalmente femeninas que muestran el ombligo llamado por nosotros cachimbo. El término es un americanismo que tiene diversas connotaciones en el continente, algunos de estos son:   alimentador de calderas, trabajador a destajo o de trabajos arduos. “Vos lo que escribís son versos cachimberos” “Yo tuve un tío cachimbero” “Me compré unas cachimberas de flores”

Chocancia

Aunque esta palabra puede considerarse asimilada en nuestro dialecto la misma no aparece en los diccionarios ya que es una variante de chocantería, americanismo que posee el mismo significado, el cual es impertinencia o cosa desagradable o molesta. Era de uso común en nuestra provincia y llegó al continente como chocarrería que era un chiste grosero; quien los usaba era un chocarrero que entre sus sinónimos estaba chocante y fullero y de allí se derivó la palabra en América, diversificándose las connotaciones entre impertinencia y pedantería, está última en México y Panamá. Solo en nuestro dialecto ambos significados son aceptados y se usa la variante estudiada. “Dejá la chocancia de decirme gordo” “No sigáis con la chocancia de creerte rico porque pegastes un cuadro con seis”

lunes, 28 de agosto de 2017

Blackberry

Esta palabra es de nueva data en nuestro dialecto y de uso común y recurrente por más de una década en el mismo. Con ella se señala a los teléfonos celulares inteligentes con funciones novedosas que irrumpieron en el mercado mundial, incluido el nuestro, alcanzando gran popularidad, por poseer el novedoso sistema de Pin que es una mensajería interna gratuita entre usuarios de celulares de esa marca. Razón por la cual el nombre del aparato que era de la empresa, por metonimia pasó a identificarlos a todos e incluso creo la variante blackpote para los que no poseían estas prestaciones y el diminutivo BB o bebé para identificar uno de sus modelos. En pocos años el pin fue desplazado por el wasap y los aparatos por otros de otras marcas con sistema Android y la palabra ha dejado de ser popular. “Me compré un blackberry Nokia”

Androi

Esta palabra es de novísima data en nuestro dialecto y aunque es asimilada tiene un uso especial en el mismo ya que desplazó a otra de nueva data que es blackberry para identificar a los teléfonos llamados inteligentes de cualquier marca, solo que la anterior actuaba como metonimia y esta no, ya que ella no identifica el fabricante del aparato sino el sistema operativo que este posee, el cual a su vez lleva el nombre de la empresa que lo creó basado en Linux y puesto en el mercado a finales de 2009 pero popularizado unos años después. Generalmente se pronuncia por razones de fonética sin la d final pero raramente se escribe sin esta, posiblemente por el hecho que su grafía es muy actual. De tal modo que “Me compré o vendo un Android” literalmente es incorrecto porque no se compra el sistema sino el artefacto pero es la forma como se expres en nuestro dialecto. La misma es usada en otras regiones

domingo, 13 de agosto de 2017

Espelucar

Esta palabra es común  en nuestro dialecto y con la misma no solo se señala el hecho de desordenarse el pelo o la peluca sino que es más usada para señalar el hecho que el mismo se erice a causa del frio o el miedo, en estos casos son los vellos corporales quienes lo hacen, este hecho se llama piloerección. También se utiliza de forma subjetiva para indicar que alguna noticia o acontecimiento ha impactado a la persona. En el Diccionario de la Real Academia aparece como despeluzar, por lo que es un americanismo de esta ya que también es usada en otros países. “Se me espelucó el cuerpo por el miedo que me dio esa película” “Me espeluqué toda al enterarme de la muerte de mi comadre” “Dejá de espelucarme el pelo que tengo que irme ya” 

Torreita

Esta palabra no se encuentra en ningún diccionario y en nuestro dialecto era usada en años anteriores en la ciudad de Cabimas y alrededores, con la misma se señala la tajada frita del plátano maduro. Tal vez sea un diminutivo de torre tomando como tal forma la colocación de estas en el plato. Ya es raro escucharla. “Cuando vivía en La Rosa comíamos torreitas todos los días”

Caraotas adorná

Esta palabra se escuchaba en nuestro dialecto en la costa oriental del lago, sobre todo en la ciudad de Cabimas y alrededores, con la misma se señala a las caraotas negras refritas a las que se le coloca queso rallado encima, alimento muy común en la zona dada la gran cantidad de trabajadores falconianos y larenses que laboraban en las compañías petroleras. Lo de adorná o adornada viene del queso que se le coloca. Estas se fríen con mantequilla y son refritas ya que son generalmente restos de otras que ya han sido fritas y guardadas en la nevera, aunque algunos llaman igual a las que son fritas por primera vez. “Extraño las caraotas adorná que mi abuela hacía en Lagunillas”

Gringo culo negro

Esta expresión era común en nuestro dialecto en la época de la explotación petrolera en los campos donde se efectuaba esta, sobre todo en la ciudad de Cabimas y alrededores. La misma era un insulto que se le profería a quien se le endilgaba, ya que con esto se le señalaba el hecho de ser una persona aduladora de los gringos y que se consideraba mejor que sus compañeros por el hecho de saberse algunas palabras en inglés, que generalmente pronunciaba mal, pero que a diferencia de estos vivía en casas humildes, no era miembro de sus clubes, aunque en algunas ocasiones lograba asistir a ellos y era tratado al igual que todos como esclavos o gente inferior por los norteamericanos, para quienes todos eran negros aunque tuvieran la piel blanca, de allí deriva la alegoría. Con la ida de estos la palabra siguió usándose como sinónimo de echón, pero ya es raro escucharla. “Al gringo culo negro de Fernando lo botaron de la fiesta de Elena” “Ese gringo culo negro de Anacleto se cree el guevo en todo”      

Sin pasar por go

Esta expresión fue muy popular hace algunos años en nuestro dialecto y todavía se escucha aunque no tan recurrentemente. Con la misma se señala el hecho que algo o alguien vaya o sea enviado directamente hacia un lugar sin hacer escalas o sin derecho a poner condiciones para atenuar la acción. Proviene del campo lúdico, específicamente del juego de Monopolio, muy popular en ese entonces, donde los jugadores reciben un dinero cada vez que dan la vuelta al tablero y pasan por el cuadro de salida, en inglés, “Go” pero son penados sin este cuando caen en un cuadro que los envía a la cárcel o toman una tarjeta que los envía a este u otro lugar sin pasar por go ni cobrar el dinero. También se escucha en otras regiones. “A Agapito lo mandaron para el retén sin pasar por go” “Esa pelota se fue del estadio sin pasar por go” 

jueves, 10 de agosto de 2017

Estar o quedar chocao

Esta expresión es común en nuestro dialecto, con la misma se explica el encontrarse en malas condiciones físicas o mentales e incluso ambas, para realizar alguna acción, ya sea por enfermedad, cansancio extremo,  ratón, efectos de golpes u otra. La misma es una alegoría al hecho que cuando un carro es golpeado o chocado este queda en malas condiciones y muchas veces imposibilitado de moverse. Es una prueba más del  carácter similistico de nuestra forma de hablar en la cual las comparaciones son recurrentes en la misma. “Hoy no voy a clases porque estoy chocao” “Quedé chocao de tanto estudiar para el examen” 

viernes, 4 de agosto de 2017

Me habéis matao

Esta expresión es común en nuestro dialecto, la misma no está relacionada con muertes ni con intención de propinarla. Se dice la misma como respuesta ante la acción de enterarse o recibir alguna información o acto que cause sorpresa o que parece estrambótico, como ejemplo de lo último, hacer comparaciones fuera  de lugar. Es una alegoría al hecho que una noticia inesperada puede causar la muerte por infarto al corazón a algunas personas y en algunas ocasiones actúa como contrasentido. “Me habéis matao con eso de que me parezco a tu tía” “Me habéis matao con la muerte de tu suegro” 

viernes, 28 de julio de 2017

Péndola

 Esta palabra en nuestro dialecto no posee el mismo significado que tiene en el diccionario de la Real Academia y no está asociada ni a relojes, plumillas o puentes. Además tiene dos significados antagónicos en diferentes regiones del estado. En la Costa Oriental, especialmente en Cabimas y alrededores es algo sin importancia, mientras que en la región norte de la costa occidental son buenas acciones o algo positivo. Es de uso limitado en ambas regiones y en las otras raramente se usa. “Dejá de hacer pendoladas y ponéte a trabajar” “A mi tío lo quería porque vivía haciendo péndolas”

Vasito de cartón

Esta frase era muy común hace algunos años en la Costa oriental del lago, sobre todo en la ciudad de Cabimas y alrededores y no era un apodo puesto a determinada persona sino producto de una circunstancia puntual que era el asistir recurrentemente a cualquier fiesta, sin importar si era o no invitado. La frase deriva del hecho que los vasos de cartón en ese entonces cuando aún no existían los de plásticos desechables o eran muy costosos, eran infaltables en esos eventos. “Tu hermano es un vasito de cartón, en cualquier fiesta que voy lo veo”   

Ponchar

Esta palabra proviene del entorno beisbolero donde significa cantar out a un bateador que ha llegado a tres strikes. Es la pronunciación por homofonía en español de strike out y es usada en varios países de tradición beisbolera.  Sin embargo en nuestro país también es sinónimo de fallar y en nuestro dialecto la usan los servidores del transporte de libres o taxis para indicar que un cliente que ha llamado les ha dado una dirección errada o no ha esperado a ser recogido en el lugar por este indicado. A emigrado al habla general como sinónimo de quedar embarcado o no llegar a tiempo para realizar algo. Nada tiene que ver con los significados de la palabra homónima que se usa en otras circunstancias ni con poncho. “Anoche el centralita me ponchó dos veces” “Me ponché en la ida al banco porque ya estaba cerrado” “Magda me ponchó, estuve dos horas esperándola y no llegó” 

Guaramafote

Esta palabra es imposible conseguirla en ningún diccionario ya que es una invención de alguien que se hizo popular y fue usada recurrentemente por otros, sobre todo en la Costa Oriental, especialmente en la ciudad de Cabimas y alrededores. Con la misma se señala a alguna persona que tiene características de ser abobada, estas por lo general poseen un hablar y caminar lento y desganado.   Posiblemente sea un neologismo por homofonía de alguna palabra inglesa ya que bobo en ese idioma es Tool. “El guaramafote de tu hermano dejó la llave abierta y se vació el tanque”

Darle bollo

Esta expresión aunque de cierta forma popular en cierto grupo de personas, en nuestro dialecto no es tan recurrente generalmente. Emigró desde el argot de los antisociales y con la misma se señala el hecho de darle muerte o proponerse hacerlo a otra u otras personas. Deriva del hecho que el bollo es un alimento hecho con masa de maíz, yuca o plátano y en este caso funciona como metáfora de esto ya que a los condenados a muerte le daban de comer antes de ejecutarlos.   “A Julián le dieron bollo anoche” 

Chamarro

El significado de esta palabra nada tiene que ver con la registrada en el diccionario de la Real Academia ni con otros que identifican a prendas de vestir, no es una tela gruesa para hacer sacos, tampoco una manta de lana o algodón y mucho menos los pantalones de cuero que se usan para montar, en nuestro dialecto en la región de Quisiro se llama de esta manera a la camisa manga larga sin cuello, usada tanto por hombres como por mujeres pero generalmente por los primeros y de fabricación casera la mayoría de las veces. “Le mandé a hacer un chamarro a mi esposo con la Sra. Gledys” 

jueves, 27 de julio de 2017

Sopa de misa

Esta exquisitez culinaria propia de las islas del Municipio Almirante Padilla, nada tiene que ver con la japonesa que se llama miso. Se hace con leche de coco, plátanos verdes, verduras y sal. Se prepara de la siguiente manera. Primero se asan los plátanos y luego se trituran con una piedra de moler u otro utensilio delos nuevos, luego se parten los cocos, reservándole el agua y rallando la fruta, sacándole la leche. Esta se pone a hervir y cuando espese se le agregan el plátano triturado y las verduras que al comensal le gusten. Se revuelve constantemente y se le agrega sal y pimienta, hasta que la sopa quede de contextura pastosa. Algunos le agregan también el agua de los cocos. 

Tenerle hambre

Esta expresión es de nueva data en nuestro dialecto y su uso no es tan recurrente, emigró del argot de los antisociales y con la misma se señala el hecho de querer hacerle daño a alguna persona de diferentes maneras, ya sea física o moralmente. Nada tiene que ver con la ansiedad de comer algún alimento. “A María no dejan de tenerle hambre porque es muy jodida”

Preparao


Esta palabra, además de su connotación de estar listos para una acción, según el diccionario de la Real Academia  se le da a un medicamento o droga dispuesto según dosis y presentación adecuada para su disposición, y en nuestro dialecto se le endosa a cualquier remedio hecho en casa, generalmente con ingredientes naturales que no solo sirven para la salud sino también para otros fines, como estéticos, preventivos, etc, incluso en bebidas. Es muy usada en la Cañada de Urdaneta y en la Maracaibo de antaño para señalar los remedios no industriales y a veces sin patentar hechos en algunas farmacias. “Mi abuela hace un preparao con zabila y miel que es trimortal para la gripe” “Voy a hacer un preparao de uvas con mango para tomármelo”

Martillar

Esta palabra es asimilada a nuestro dialecto y usada en otras regiones, con la misma además de señalar el golpe dado con el martillo, se expresa el hecho de pedir con insistencia, ya sea prestado o regalado, algo a alguien. Nació con esta connotación en el argot juvenil de las décadas de los 70 y 80 aunque en algunos casos la misma iba a acompañada de la acción de sobornar para conseguir lo buscado, sin embargo cuando pasa a ser usada en el habla común se generaliza para lo antes indicado. Es de nueva data  “Voy a martillar a mi hermano para que me de los cobres para la entrada del juego”

miércoles, 26 de julio de 2017

Llevar una pata

Esta expresión nada tiene que ver literalmente con lo que sus palabras indican, no existe la acción de llevar físicamente algo y mucho menos una pata. Es oriunda del entorno hípico donde la expresión era usada para indicar el 25 por ciento de la propiedad de algún caballo y emigró a las apuestas de remate de estos pero ya no para señalar la cuarta parte sino generalmente pagar la apuesta entre varios. De allí en nuestro dialecto emigró al habla cotidiana como sinónimo de sociedad, sin que determine el porcentaje de participación de la persona, aunque generalmente esta es minoritaria. “Llevo una pata en ese caballo que ganó” “Yo llevo una pata en la compañía de Clodobaldo” 

Franeliar

Esta palabra ya poco se escucha en nuestro dialecto y nada tiene que ver con la argentina que con la misma grafía significa manosear en muchos casos morbosamente. En una época fue muy usada en la Costa Oriental, sobre todo en Cabimas  para señalar el hecho que alguna persona, generalmente de sexo masculino, asista continuamente a diversas fiestas con la intención de enamorar a las del sexo contrario y de esa manera tener romances ocasionales y furtivos. Al parecer deriva del hecho que en esa época la franela era muy común como vestimenta para esos eventos. “Mi abuelo se la pasaba franeliando en los campos“


Estransijao

Esta palabra no es ya muy común el escucharla en nuestro dialecto, no aparecen el diccionario de la Real Academia y con la misma se señala el que alguien se encuentre destruido o hecho polvo por el cansancio producido por alguna acción agobiante. Fue traída por los castellanos residentes en la región del Bullaque es España, donde aún es de uso cotidiano. Acá se usa muy limitadamente en la Costa oriental “Estoy estransijao, me voy a dormir” 

Esplegochao

Esta palabra no existe en ningún diccionario y en nuestro dialecto es más común escucharla en la costa oriental, sobre todo en Cabimas y alrededores. Con la misma se señala un estado de comodidad extrema que posee una persona que estorba a los otros, ya que ocupa más del espacio que debería normalmente ocupar porque lo hace con las extremidades abiertas. Es una deformación de explayado y su significado es similar. “Ni loco duermo con vos en la cama, porque siempre estáis esplegochá en ella”  

Cachaza

Esta palabra es de uso común en nuestro dialecto, nada tiene que ver con la bebida típica brasileña hecha  de melao de caña ni con las otras connotaciones que aparecen en el diccionario de la Real Academia que son: parsimonia, o espuma que se forma en un líquido al cocerlo, mucho menos con el que sea un colombianismo o ecuatorismo .  Fue traída por los canarios y su significado, usado acá,  es descaro o desvergüenza ante una acción cometida y no reconocida o tratada de justificar. “El muy desgraciado me tumbó la puerta con el carro y tuvo la cachaza de decir que no tiene la culpa, porque estaba boirracho”  

No perder con nada

Esta expresión es muy común en nuestro dialecto y es usada en diferentes tiempos para señalar que alguien o algo es lo mejor. Se considera una exageración ya que se descarta con la misma que algo pueda superar lo indicado, a pesar que en ella se habla de competencia, esta no existe,  por lo que la misma es metafórica. En otros lugares  se usa sin la preposición con pero el significado es diferente. “Esos tumbarranchos que prepara Mónica no pierden con nada” “Mi abuelo tenía unos patines que no perdían con nada” “Voy a hacer una patineta que no perderá con nada”

Jedentina

Esta palabra fue traída por los canarios y su significado se ha mantenido inalterable por siglos, la misma señala algo que posea un mal olor penetrante e insoportable. Se encuentra en el diccionario de la Real Academia pero no comenzando con J sino con H, forma según los académicos correcta ya que proviene de hedor.  Sin embargo en nuestro dialecto en el cual la H inicial tiene diferentes sonidos y es cambiada por Y, G o J, se pronuncia igual que la traída por los isleños. Sigue siendo de uso corriente. “En tu cuarto hay una jedentina arrecha” 

Sapo Rabuo

Esta palabra es de muy vieja data, fue traída posiblemente por los canarios al país y se usaba frecuentemente sobre todo en la región centro oriental, por lo tanto es asimilada a nuestro dialecto y en el mismo  su uso más frecuente es en la Costa Oriental sobre todo en Cabimas, a donde llegó por medio delos trabajadores petroleros provenientes de Margarita, siendo de muy raro uso en la capital del Estado. La misma se les endilga a las personas presumidas  y engreídas que se la dan de importante sin serlo. Algunos aseguran que es una metáfora del hecho que al no poseer este animal rabo si lo tuviera sería así, pero lomas probable es que derive del hecho que en épocas anteriores los caballeros iban al teatro o a actos importantes de los gobernantes de turno vestidos con un traje de levita con cola, y a las personas que adulaban a los importantes les decían sapos.  “El sapo rabuo de tu cuñao se hizo el loco y no me dio la cola” 

martes, 18 de julio de 2017

Teneis la solitaria

Esta expresión que era muy común en nuestro dialecto ya no se usa mucho y no es tan autóctona como muchos creen, es asimilada y es parte de un dicho muy popular con el cual, tal como lo usamos en nuestra habla, se le señalaba a la persona que comía mucho, como una forma de justificación al hecho, ya que la solitaria, llamada científicamente Taenia es un parasito que se aloja en el intestino delgado y entre las consecuencias de la misma está en dar hambre a quien la posee. Sin embargo en nuestra tierra el sentido más común que se le da es de reclamo ante lo que es considerado una acción que más allá de implicaciones medicas lo asociamos con gula. “Como que tenéis la solitaria porque no dejáis de sopetiar las cosas”

Cherchita

Este nombre identifica a un plato muy común y para algunos exclusivo de Isla de Toas, el cual está conformado por pescado salado y verduras. Se toma un bagre o lis grande, generalmente que esté en el orden de los 4 kilos o mas u se sala, dejándolo por espacio de 5 días o mas secándolo al sol. Luego este se asa a la brasa o el carbón sin quitarle la sal y posteriormente se desala usando para esto un recipiente con agua, hasta que quede soso o de acuerdo al gusto de quien lo cocinará. Posteriormente en una paila grande se sofríen a fuego lento por espacio de unos 10 minutos las verduras  las cuales generalmente son cebolla, pimentón, tomate, perejil, cilantro, ajoporro, ajies y ajo, pero esto no es limitativo ya que pueden agregársele otros o quitarle alguno de los anteriores, lo que no se le debe poner es papas, yucas u algún ingrediente solido. Se condimenta este guiso y se le agrega vinagre. Después se le coloca el pescado cortado en trozos pequeños revolviéndolo con el guiso y s ele agrega una taza pequeña de agua, hasta que los ingredientes se compacten. Es acompañado con arroz blanco, plátano, yuca u otro contorno.  

domingo, 11 de junio de 2017

Veme

Esta palabra que es el imperativo del verbo ver, en nuestro dialecto no solo se usa de esta manera, también es la forma igualmente ineludible de exigirle a algún interlocutor que debe hacer caso a lo que se le pide, prestar atención a alguna acción que se hace o dicho popularmente que le pare bolas a esto. Es de vieja data, uso frecuente y usado en todos los estratos sociales. “Mijo veme lo que te estoy pidiendo”

lunes, 8 de mayo de 2017

Timbriar

Esta palabra era de poco uso en nuestro dialecto aunque la acción formaba parte de un entretenimiento juvenil en los años finales de la década de los 60 y hasta mediados de los 80. Era más usada la que describía la acción que era tocar el timbre y correr. La misma era una travesura realizada sobre todo por muchachos en edad liceísta y consistía en tocar los timbres que se encontraban en las entradas de la cerca de la casa y salir corriendo para no ser reconocidos, se incluía también entre ellas el hacerlo con los intercomunicadores de los edificios. Las viviendas afectadas eran mayoritariamente las que se encontraban cerca de los liceos. Ya rara vez se hace. “En la hora libre nos vamos a timbriar”

Que no juega carritos

Esta expresión es si se quiere de nueva data en nuestro dialecto, medianamente popular y la misma es un símil. Con ella se expresa que una cosa es sería, que alguien es responsable o decidido o que algo tiene un tamaño o sabor suculento. Se hace la comparación del hecho que una persona es responsable de sus actos y que ha pasado su época infantil de jugar con estos juguetes y por lo tanto además de responsabilidad es capaz de  identificar y disfrutar de las cosas de manera adulta, sin que esto tenga que ver con la edad. “Ese problema está que no juega carritos” “Las hamburguesas de la esquina no juegan carrito” “No te metáis con Aroldo que ese no juega carrito”  

domingo, 30 de abril de 2017

Mariquita

Con este nombre se conoce un insecto coleóptero común en los jardines y provechoso para estos, también se le llama de esa manera al hombre afeminado, en Argentina es un baile y en España se le llama así al perico  pero en nuestro dialecto además de las dos primera connotaciones se le decía de esta manera hace algunos años a la moneda de un medio de plata que era costumbre colocar en las invitaciones para los bautizos. Era una costumbre protocolar que ya ha desaparecido por lo tanto la palabra en ese significado puntual también.  “Dejáme ponerle a mí  la mariquita a las tarjetas” “Ese cuñao tuyo es mariquita” “Te hacen falta mariquitas en el jardín para que se coman a los pulgones”

sábado, 29 de abril de 2017

El castillo de Lucas Rincón

Esta construcción ubicada entre las avenidas Bella Vista y Santa Rita y entre las calles 73 y 74 fue construida por el comerciante maracucho Lucas Evangelista Rincón, quien años antes había comprado el título de Conde de Bocanegra gracias a las ganancias obtenidas por el negocio de los tranvías y la concesión de Ford para la región. En un terreno de aproximadamente 10 mil metros cuadrados construyó su casa de habitación que dado sus continuos viajes fue más bien de descanso, insertada entre un jardín de diversos arboles mandó a erigir una casa quinta amplia, con balcones, fuentes y espacios donde se reunían sus amigos a celebrar cuando estaba en la ciudad. Rodeó esta propiedad con un murallón estilo medieval con torreones en las cuatro esquinas y escudo de armas, similar a los castillos españoles, lo que le ganó el nombre de El Castillo y posteriormente en el habla popular se le agregó el nombre del propietario. La propiedad fue vendida y demolida quedando solo los torreones que fueron desapareciendo, durando hasta los 90 y el ultimo colocado en la esquina de la calle 74 con Bella Vista hasta los 2000.

Darle huesito

Esta palabra proviene del entorno lúdico y en el mismo era usada hace algunos años en nuestro dialecto. Nada tiene que ver con huesos. Se le llamaba en el juego de jugar el mecate o saltar la cuerda a la acción de darle más duro o sea rápido a la misma de manera que la exigencia del jugador era mucho mayor y las posibilidades que perdiera por no poder saltar a tanta velocidad eran inminentes, de manera que a cierto número de saltos regulares se implementaba esta acción con el fin que hubiera tiempo para que todos saltaran. El nombre se debe a que la cuerda pegaba generalmente al final del hueso de la tibia o en el tobillo. Ya es raro escucharla. “No le  vais a dar huesito todavía, esperá que lleve veinte”   

Simirindongo

Esta palabra que parece un trabalenguas no es un vocablo africano y no aparece en ningún diccionario sino que es propia del municipio Miranda del sector de Quisiro y alrededores. La misma está asociada al entorno automotriz y con ella se señala la palanca de velocidades de los vehículos, en un principio los antiguos y posteriormente los que el siguieron. Es invento local. “Vos tenéis que poner el simirimdongo en segunda para arrancar”

Yajaushi

Este es el nombre de una bebida tradicional guajira que es muy popular en el Municipio Jesús Enrique Lossada, especialmente en la comunidad de Jagueicito. Es elaborada con maíz blanco en granos, leche, una pizca de sal y agua, por lo que es una bebida con consistencia de chica pero salada. Para prepararla primero se debe colocar en una olla con agua el maíz para que se le desprenda la cascara que se desecha, luego  se le saca el agua colándose, se muele el grano y se coloca a fuego lento junto a la leche y la sal hasta que la mezcla adquiera la consistencia de una mazamorra o para los que lo prefieran menos espeso la de una chicha. Suele ser parte del desayuno ola cena acompañado de yuca u otro alimento.   

Vendula

Esta palabra no aparece en ningún diccionario y ya es muy raro escucharla en nuestro dialecto. Es oriunda de la región de la Cañada de Urdaneta y de vieja data, con ella se señala a la comida que se hace por encargo o se lleva a domicilio como parte del servicio de quien la hace. Era una costumbre común en la zona cuando no eran tan frecuentes los restaurantes o el tiempo era insuficiente, o simplemente cuando se deseaba comer algo que no estuviera a la venta en los lugares comerciales donde se vendía comida. Era muy apreciada por la sazón casera que poseía. “Hoy vamos a comer una vendula que encargué a Leonor

viernes, 28 de abril de 2017

Vereda o Paseo del lago

Esta obra que fue iniciada en 1976 e inaugurada en 1978 comprendiendo un área de terreno de 365 hectáreas entre el sector El Bajito, hasta la Punta de Capitán Chico, teniendo como eje a la avenida El Milagro, la mayoría terrenos que fueron rellenados y antes eran el lago. Fue diseñado como lugar de esparcimiento y recreación para la familia y cumplió esa función hasta 1995 cuando fue cerrado y abandonado hasta el 2001 que fue traspasado a la Alcaldía y esta realizó los trabajos de reacondicionamientos necesarios y lo reabrió al público cambiándole el nombre por Vereda contando con zonas de recreación infantil, instalaciones deportivas, quioscos, veredas peatonales, caminerias que bordean el lago, vialidad interna, estacionamientos, zonas verdes, canchas de tenis y muchas instalaciones más para el disfrute de toda la familia. Más adelante se fueron agregando otras distracciones como carros tipo karting, parque acuático. Recientemente también están a  disposición la segunda etapa que colinda con la primera y entre sus atracciones tiene un patinodromo y su iluminación es con panales solares y la tercer etapa que está en la avenida el milagro al lado de la casa Mene Grande.


Perrito de por puesto

Hace algunos años, entre los 60 y 80,  se hizo muy popular un adorno que fue muy usado por los conductores del trafico o por puesto, el mismo era un perrito que al movimiento del vehículo movía la cabeza  casi siempre de arriba hacia abajo. Su nombre técnico era perro con cabeza basculante y era hecho de cerámica, uralita y hasta plástico forrado de pana, el lugar para el que fue diseñado es para la parte interior trasera del carro pero los choferes de por puesto los colocaban en el tablero delantero. Dado el hecho que en cada 7 de 10 carros aproximadamente los había, en nuestro dialecto las personas lo bautizaron con el nombre arriba descrito. También se usó como apodo o como forma de indicar a quienes siempre decían que si, dado que era el movimiento mayoritario del adorno. Ya es raro escucharla aunque todavía existen estos. “No vais a poner un perrito de por puesto en tu carro” “Vos sois un perrito de por puesto, nunca decíis que no” 

Jugar al mecate

Esta palabra es parte del entorno lúdico de hace algunos años en nuestro dialecto, con la misma se le señalaba al hecho de saltar la cuerda, que en este caso por razones obvias era sustituido por el nombrado, el cual era muy frecuente en las casas ya que era usado para guindar las hamacas, secar la ropa y otras cosas. El entretenimiento fue traído por los marinos españoles, pero se remonta a la antigua Egipto. Fue muy popular en los años 40 y 50 en todo el mundo y en nuestro país y región como entretenimiento lúdico unisex hasta los 60 y 70. Sigue jugándose pero ya no es tan popular aunque en la zona campestre por razones de espacio es común“Vamos a jugar al mecate a que mamá Luisa”

Batuquiar

Esta palabra es asimilada a nuestro dialecto, es usado en otras regiones del país al igual que en Cuba y República Dominicana, con la misma se señala el hecho de mover algo enérgicamente de un lado a otro sin orden, por ejemplo cuando se revuelve algo, igualmente acá es sinónimo de zarandear, de golpear repetidamente y de regaño fuerte aunque en este no se realice la acción física. Según la Real Academia viene de la palabra en desuso bazucar que significa batir o agitar. Sin embargo es más probable que venga del baile de tamboras de los negros africanos esclavos llamado batuque, muy extendido por toda América. Todavía es común escucharla. “Batuquiame el dulce para que no se pegue” “A Elio lo batuquiaron contra la pared en el liceo” “A María le dieron una batuquiada de lengua por llegar tarde”