miércoles, 26 de julio de 2017

Llevar una pata

Esta expresión nada tiene que ver literalmente con lo que sus palabras indican, no existe la acción de llevar físicamente algo y mucho menos una pata. Es oriunda del entorno hípico donde la expresión era usada para indicar el 25 por ciento de la propiedad de algún caballo y emigró a las apuestas de remate de estos pero ya no para señalar la cuarta parte sino generalmente pagar la apuesta entre varios. De allí en nuestro dialecto emigró al habla cotidiana como sinónimo de sociedad, sin que determine el porcentaje de participación de la persona, aunque generalmente esta es minoritaria. “Llevo una pata en ese caballo que ganó” “Yo llevo una pata en la compañía de Clodobaldo” 

Franeliar

Esta palabra ya poco se escucha en nuestro dialecto y nada tiene que ver con la argentina que con la misma grafía significa manosear en muchos casos morbosamente. En una época fue muy usada en la Costa Oriental, sobre todo en Cabimas  para señalar el hecho que alguna persona, generalmente de sexo masculino, asista continuamente a diversas fiestas con la intención de enamorar a las del sexo contrario y de esa manera tener romances ocasionales y furtivos. Al parecer deriva del hecho que en esa época la franela era muy común como vestimenta para esos eventos. “Mi abuelo se la pasaba franeliando en los campos“


Estransijao

Esta palabra no es ya muy común el escucharla en nuestro dialecto, no aparecen el diccionario de la Real Academia y con la misma se señala el que alguien se encuentre destruido o hecho polvo por el cansancio producido por alguna acción agobiante. Fue traída por los castellanos residentes en la región del Bullaque es España, donde aún es de uso cotidiano. Acá se usa muy limitadamente en la Costa oriental “Estoy estransijao, me voy a dormir” 

Esplegochao

Esta palabra no existe en ningún diccionario y en nuestro dialecto es más común escucharla en la costa oriental, sobre todo en Cabimas y alrededores. Con la misma se señala un estado de comodidad extrema que posee una persona que estorba a los otros, ya que ocupa más del espacio que debería normalmente ocupar porque lo hace con las extremidades abiertas. Es una deformación de explayado y su significado es similar. “Ni loco duermo con vos en la cama, porque siempre estáis esplegochá en ella”  

Cachaza

Esta palabra es de uso común en nuestro dialecto, nada tiene que ver con la bebida típica brasileña hecha  de melao de caña ni con las otras connotaciones que aparecen en el diccionario de la Real Academia que son: parsimonia, o espuma que se forma en un líquido al cocerlo, mucho menos con el que sea un colombianismo o ecuatorismo .  Fue traída por los canarios y su significado, usado acá,  es descaro o desvergüenza ante una acción cometida y no reconocida o tratada de justificar. “El muy desgraciado me tumbó la puerta con el carro y tuvo la cachaza de decir que no tiene la culpa, porque estaba boirracho”  

No perder con nada

Esta expresión es muy común en nuestro dialecto y es usada en diferentes tiempos para señalar que alguien o algo es lo mejor. Se considera una exageración ya que se descarta con la misma que algo pueda superar lo indicado, a pesar que en ella se habla de competencia, esta no existe,  por lo que la misma es metafórica. En otros lugares  se usa sin la preposición con pero el significado es diferente. “Esos tumbarranchos que prepara Mónica no pierden con nada” “Mi abuelo tenía unos patines que no perdían con nada” “Voy a hacer una patineta que no perderá con nada”

Jedentina

Esta palabra fue traída por los canarios y su significado se ha mantenido inalterable por siglos, la misma señala algo que posea un mal olor penetrante e insoportable. Se encuentra en el diccionario de la Real Academia pero no comenzando con J sino con H, forma según los académicos correcta ya que proviene de hedor.  Sin embargo en nuestro dialecto en el cual la H inicial tiene diferentes sonidos y es cambiada por Y, G o J, se pronuncia igual que la traída por los isleños. Sigue siendo de uso corriente. “En tu cuarto hay una jedentina arrecha” 

Sapo Rabuo

Esta palabra es de muy vieja data, fue traída posiblemente por los canarios al país y se usaba frecuentemente sobre todo en la región centro oriental, por lo tanto es asimilada a nuestro dialecto y en el mismo  su uso más frecuente es en la Costa Oriental sobre todo en Cabimas, a donde llegó por medio delos trabajadores petroleros provenientes de Margarita, siendo de muy raro uso en la capital del Estado. La misma se les endilga a las personas presumidas  y engreídas que se la dan de importante sin serlo. Algunos aseguran que es una metáfora del hecho que al no poseer este animal rabo si lo tuviera sería así, pero lomas probable es que derive del hecho que en épocas anteriores los caballeros iban al teatro o a actos importantes de los gobernantes de turno vestidos con un traje de levita con cola, y a las personas que adulaban a los importantes les decían sapos.  “El sapo rabuo de tu cuñao se hizo el loco y no me dio la cola” 

martes, 18 de julio de 2017

Teneis la solitaria

Esta expresión que era muy común en nuestro dialecto ya no se usa mucho y no es tan autóctona como muchos creen, es asimilada y es parte de un dicho muy popular con el cual, tal como lo usamos en nuestra habla, se le señalaba a la persona que comía mucho, como una forma de justificación al hecho, ya que la solitaria, llamada científicamente Taenia es un parasito que se aloja en el intestino delgado y entre las consecuencias de la misma está en dar hambre a quien la posee. Sin embargo en nuestra tierra el sentido más común que se le da es de reclamo ante lo que es considerado una acción que más allá de implicaciones medicas lo asociamos con gula. “Como que tenéis la solitaria porque no dejáis de sopetiar las cosas”

Cherchita

Este nombre identifica a un plato muy común y para algunos exclusivo de Isla de Toas, el cual está conformado por pescado salado y verduras. Se toma un bagre o lis grande, generalmente que esté en el orden de los 4 kilos o mas u se sala, dejándolo por espacio de 5 días o mas secándolo al sol. Luego este se asa a la brasa o el carbón sin quitarle la sal y posteriormente se desala usando para esto un recipiente con agua, hasta que quede soso o de acuerdo al gusto de quien lo cocinará. Posteriormente en una paila grande se sofríen a fuego lento por espacio de unos 10 minutos las verduras  las cuales generalmente son cebolla, pimentón, tomate, perejil, cilantro, ajoporro, ajies y ajo, pero esto no es limitativo ya que pueden agregársele otros o quitarle alguno de los anteriores, lo que no se le debe poner es papas, yucas u algún ingrediente solido. Se condimenta este guiso y se le agrega vinagre. Después se le coloca el pescado cortado en trozos pequeños revolviéndolo con el guiso y s ele agrega una taza pequeña de agua, hasta que los ingredientes se compacten. Es acompañado con arroz blanco, plátano, yuca u otro contorno.  

domingo, 11 de junio de 2017

Veme

Esta palabra que es el imperativo del verbo ver, en nuestro dialecto no solo se usa de esta manera, también es la forma igualmente ineludible de exigirle a algún interlocutor que debe hacer caso a lo que se le pide, prestar atención a alguna acción que se hace o dicho popularmente que le pare bolas a esto. Es de vieja data, uso frecuente y usado en todos los estratos sociales. “Mijo veme lo que te estoy pidiendo”

lunes, 8 de mayo de 2017

Timbriar

Esta palabra era de poco uso en nuestro dialecto aunque la acción formaba parte de un entretenimiento juvenil en los años finales de la década de los 60 y hasta mediados de los 80. Era más usada la que describía la acción que era tocar el timbre y correr. La misma era una travesura realizada sobre todo por muchachos en edad liceísta y consistía en tocar los timbres que se encontraban en las entradas de la cerca de la casa y salir corriendo para no ser reconocidos, se incluía también entre ellas el hacerlo con los intercomunicadores de los edificios. Las viviendas afectadas eran mayoritariamente las que se encontraban cerca de los liceos. Ya rara vez se hace. “En la hora libre nos vamos a timbriar”

Que no juega carritos

Esta expresión es si se quiere de nueva data en nuestro dialecto, medianamente popular y la misma es un símil. Con ella se expresa que una cosa es sería, que alguien es responsable o decidido o que algo tiene un tamaño o sabor suculento. Se hace la comparación del hecho que una persona es responsable de sus actos y que ha pasado su época infantil de jugar con estos juguetes y por lo tanto además de responsabilidad es capaz de  identificar y disfrutar de las cosas de manera adulta, sin que esto tenga que ver con la edad. “Ese problema está que no juega carritos” “Las hamburguesas de la esquina no juegan carrito” “No te metáis con Aroldo que ese no juega carrito”  

domingo, 30 de abril de 2017

Mariquita

Con este nombre se conoce un insecto coleóptero común en los jardines y provechoso para estos, también se le llama de esa manera al hombre afeminado, en Argentina es un baile y en España se le llama así al perico  pero en nuestro dialecto además de las dos primera connotaciones se le decía de esta manera hace algunos años a la moneda de un medio de plata que era costumbre colocar en las invitaciones para los bautizos. Era una costumbre protocolar que ya ha desaparecido por lo tanto la palabra en ese significado puntual también.  “Dejáme ponerle a mí  la mariquita a las tarjetas” “Ese cuñao tuyo es mariquita” “Te hacen falta mariquitas en el jardín para que se coman a los pulgones”

sábado, 29 de abril de 2017

El castillo de Lucas Rincón

Esta construcción ubicada entre las avenidas Bella Vista y Santa Rita y entre las calles 73 y 74 fue construida por el comerciante maracucho Lucas Evangelista Rincón, quien años antes había comprado el título de Conde de Bocanegra gracias a las ganancias obtenidas por el negocio de los tranvías y la concesión de Ford para la región. En un terreno de aproximadamente 10 mil metros cuadrados construyó su casa de habitación que dado sus continuos viajes fue más bien de descanso, insertada entre un jardín de diversos arboles mandó a erigir una casa quinta amplia, con balcones, fuentes y espacios donde se reunían sus amigos a celebrar cuando estaba en la ciudad. Rodeó esta propiedad con un murallón estilo medieval con torreones en las cuatro esquinas y escudo de armas, similar a los castillos españoles, lo que le ganó el nombre de El Castillo y posteriormente en el habla popular se le agregó el nombre del propietario. La propiedad fue vendida y demolida quedando solo los torreones que fueron desapareciendo, durando hasta los 90 y el ultimo colocado en la esquina de la calle 74 con Bella Vista hasta los 2000.

Darle huesito

Esta palabra proviene del entorno lúdico y en el mismo era usada hace algunos años en nuestro dialecto. Nada tiene que ver con huesos. Se le llamaba en el juego de jugar el mecate o saltar la cuerda a la acción de darle más duro o sea rápido a la misma de manera que la exigencia del jugador era mucho mayor y las posibilidades que perdiera por no poder saltar a tanta velocidad eran inminentes, de manera que a cierto número de saltos regulares se implementaba esta acción con el fin que hubiera tiempo para que todos saltaran. El nombre se debe a que la cuerda pegaba generalmente al final del hueso de la tibia o en el tobillo. Ya es raro escucharla. “No le  vais a dar huesito todavía, esperá que lleve veinte”   

Simirindongo

Esta palabra que parece un trabalenguas no es un vocablo africano y no aparece en ningún diccionario sino que es propia del municipio Miranda del sector de Quisiro y alrededores. La misma está asociada al entorno automotriz y con ella se señala la palanca de velocidades de los vehículos, en un principio los antiguos y posteriormente los que el siguieron. Es invento local. “Vos tenéis que poner el simirimdongo en segunda para arrancar”

Yajaushi

Este es el nombre de una bebida tradicional guajira que es muy popular en el Municipio Jesús Enrique Lossada, especialmente en la comunidad de Jagueicito. Es elaborada con maíz blanco en granos, leche, una pizca de sal y agua, por lo que es una bebida con consistencia de chica pero salada. Para prepararla primero se debe colocar en una olla con agua el maíz para que se le desprenda la cascara que se desecha, luego  se le saca el agua colándose, se muele el grano y se coloca a fuego lento junto a la leche y la sal hasta que la mezcla adquiera la consistencia de una mazamorra o para los que lo prefieran menos espeso la de una chicha. Suele ser parte del desayuno ola cena acompañado de yuca u otro alimento.   

Vendula

Esta palabra no aparece en ningún diccionario y ya es muy raro escucharla en nuestro dialecto. Es oriunda de la región de la Cañada de Urdaneta y de vieja data, con ella se señala a la comida que se hace por encargo o se lleva a domicilio como parte del servicio de quien la hace. Era una costumbre común en la zona cuando no eran tan frecuentes los restaurantes o el tiempo era insuficiente, o simplemente cuando se deseaba comer algo que no estuviera a la venta en los lugares comerciales donde se vendía comida. Era muy apreciada por la sazón casera que poseía. “Hoy vamos a comer una vendula que encargué a Leonor

viernes, 28 de abril de 2017

Vereda o Paseo del lago

Esta obra que fue iniciada en 1976 e inaugurada en 1978 comprendiendo un área de terreno de 365 hectáreas entre el sector El Bajito, hasta la Punta de Capitán Chico, teniendo como eje a la avenida El Milagro, la mayoría terrenos que fueron rellenados y antes eran el lago. Fue diseñado como lugar de esparcimiento y recreación para la familia y cumplió esa función hasta 1995 cuando fue cerrado y abandonado hasta el 2001 que fue traspasado a la Alcaldía y esta realizó los trabajos de reacondicionamientos necesarios y lo reabrió al público cambiándole el nombre por Vereda contando con zonas de recreación infantil, instalaciones deportivas, quioscos, veredas peatonales, caminerias que bordean el lago, vialidad interna, estacionamientos, zonas verdes, canchas de tenis y muchas instalaciones más para el disfrute de toda la familia. Más adelante se fueron agregando otras distracciones como carros tipo karting, parque acuático. Recientemente también están a  disposición la segunda etapa que colinda con la primera y entre sus atracciones tiene un patinodromo y su iluminación es con panales solares y la tercer etapa que está en la avenida el milagro al lado de la casa Mene Grande.


Perrito de por puesto

Hace algunos años, entre los 60 y 80,  se hizo muy popular un adorno que fue muy usado por los conductores del trafico o por puesto, el mismo era un perrito que al movimiento del vehículo movía la cabeza  casi siempre de arriba hacia abajo. Su nombre técnico era perro con cabeza basculante y era hecho de cerámica, uralita y hasta plástico forrado de pana, el lugar para el que fue diseñado es para la parte interior trasera del carro pero los choferes de por puesto los colocaban en el tablero delantero. Dado el hecho que en cada 7 de 10 carros aproximadamente los había, en nuestro dialecto las personas lo bautizaron con el nombre arriba descrito. También se usó como apodo o como forma de indicar a quienes siempre decían que si, dado que era el movimiento mayoritario del adorno. Ya es raro escucharla aunque todavía existen estos. “No vais a poner un perrito de por puesto en tu carro” “Vos sois un perrito de por puesto, nunca decíis que no” 

Jugar al mecate

Esta palabra es parte del entorno lúdico de hace algunos años en nuestro dialecto, con la misma se le señalaba al hecho de saltar la cuerda, que en este caso por razones obvias era sustituido por el nombrado, el cual era muy frecuente en las casas ya que era usado para guindar las hamacas, secar la ropa y otras cosas. El entretenimiento fue traído por los marinos españoles, pero se remonta a la antigua Egipto. Fue muy popular en los años 40 y 50 en todo el mundo y en nuestro país y región como entretenimiento lúdico unisex hasta los 60 y 70. Sigue jugándose pero ya no es tan popular aunque en la zona campestre por razones de espacio es común“Vamos a jugar al mecate a que mamá Luisa”

Batuquiar

Esta palabra es asimilada a nuestro dialecto, es usado en otras regiones del país al igual que en Cuba y República Dominicana, con la misma se señala el hecho de mover algo enérgicamente de un lado a otro sin orden, por ejemplo cuando se revuelve algo, igualmente acá es sinónimo de zarandear, de golpear repetidamente y de regaño fuerte aunque en este no se realice la acción física. Según la Real Academia viene de la palabra en desuso bazucar que significa batir o agitar. Sin embargo es más probable que venga del baile de tamboras de los negros africanos esclavos llamado batuque, muy extendido por toda América. Todavía es común escucharla. “Batuquiame el dulce para que no se pegue” “A Elio lo batuquiaron contra la pared en el liceo” “A María le dieron una batuquiada de lengua por llegar tarde”

jueves, 27 de abril de 2017

Tomátelo con soda

Esta expresión fue muy popular en nuestro dialecto hace algún tiempo, nada tiene que ver con bebidas aunque es un símil de ellas. Con la misma se le señala a alguien que por diversas razones se encuentra alterado o malhumorado, que lo tome con calma o de diferente manera, de forma tal que s ele haga menos traumático. Es una comparación al hecho que a las bebidas alcohólicas se les agrega soda para suavizar su efecto y lo fuerte del sabor. También se usa en sentido de resignación ante algo que no se puede cambiar. “No te arrechéis, tomátelo con soda no vaya a ser que te dé un verga” “Eso no lo podéis cambiar, así que tomátelo con soda y palante”

miércoles, 26 de abril de 2017

El MACZUL

Con este nombre, que son las siglas de Museo de Arte Contemporáneo del Zulia, se conoce el lugar, que fue inaugurado el 24 de octubre de 1998 con la muestra “El Infinito Canto de este Sol, exposición antológica que abarcó 217 años de historia del arte y la cultura de la región zuliana, pero que nació el 17 de septiembre de 1989 cuando se crea en acto público coordinada por la socióloga Mirna Quintero de Velasco La Fundación que lleva el nombre del museo y que trabajó durante todo esos años anteriores para darle forma y conseguir el espacio físico que ahora posee, cedido en comodato por la Universidad del Zulia en 1990, comenzando a construir en el año 1992 contando con un aporte inicial del Congreso Nacional. En 1994 se finaliza el primer modulo y se mudan allí las oficinas de la fundación que antes estuvieron en otros lugares. Su primera actividad oficial ocurrió el 12 de octubre de 1997, antes de su inauguración y fue el V Salón de Fotografías Seguros Catatumbo. El MACZUL se encuentra en un área de 3 y medio hectáreas, de las cuales su estructura abarca 13 mil metros cuadrados, posee 10 salas de exposiciones interconectadas entre ellas. Su estructura es vanguardista, hecha en obra limpia en concreto armado,  con estructuras metálicas  soportadas por tubulares de gran altura, que con forma pentagonal alargada cubre las rampas de acceso al edificio y en una torre triangular contiene la identificación de la institución. Igual posee una plaza cubierta, patio central y áreas verdes. Está dividido en 3 áreas que son la pública, técnica y administrativa. Se exhiben colecciones nacionales e internacionales en exposiciones permanentes, temporales, experimentales y en eventos especiales de los más diversos géneros expresivos (tales como pintura, escultura, dibujo, grabado, fotografía, instalaciones, ensamblajes, cerámica y collage) producidas por artistas de primera línea. Además tiene como labor la investigación, acopio, organización, preservación, valoración, interpretación, difusión y comprensión del patrimonio y los procesos artísticos zulianos, venezolanos y caribeños y presta sus servicios como actividades permanentes del museo, en Talleres, cursos, visitas guiadas, proyecciones cinematográficas, labores de extensión comunitaria y conciertos, entre otras. Es un lugar que contribuye a la transformación cultural de la comunidad regional, proporcionando un servicio educativo de primera y se ha transformado en el principal museo de la región. Es un lugar de obligada visita para propios y visitantes y está ubicado en la prolongación Cecilio Acosta, Calle 67 con Avenida Universidad, muy cerca del edificio donde funcionó el Aeropuerto Grano de Oro, en la llamada zona rental de LUZ. Cabe acotar que esta obra comenzó siendo un proyecto para construir una galería de arte para la Universidad.


martes, 25 de abril de 2017

Liguita

Si bien es cierto que esta palabra es el diminutivo de liga, también lo es que en nuestro dialecto es común usar los mimos sin que esto signifique pequeño, aunque en este caso sí lo es. Según el diccionario entre varias definiciones una liga es una cinta o tejido normalmente elástico que sirve entre otras cosas para sujetar las medias u otra vestimenta, connotación que también usamos, pero con la palabra que se hace mención conocemos puntualmente a una banda de goma de pequeño tamaño que entre muchos usos está el de sujetar billetes, papeles, etc. Y entre los lúdicos está de servir como impulsor de objetos como clinches o grapas “Comprá liguitas que hay que depositar mañana” “Traéte clinches que yo tengo unas liguitas

Arratao

Esta palabra ya es de poco uso en nuestro dialecto, nada tiene que ver con ratas aunque si existe un símil con el tamaño de la misma, ya que se señala con la misma el hecho de algo pasmarse o no crecer, aplicándose mayormente a las plantas pero también a personas o preparaciones que deberían expandir su tamaño y no lo hace. Es una palabra muy popular en Costa Rica pero ninguna de sus connotaciones tienen relación con la nuestra ya que entre ellas está: arrepentido, mañoso, poderoso, disimulado o que parece delincuente. “Esa mata quedó arratá” “Esos panes están arrataos” “El hijo de Manuela quedó arratao”   

domingo, 23 de abril de 2017

Estar pescando

Esta expresión es asimilada y con la misma se señala el hecho que alguna persona se encuentre haciendo lo que la misma dice, o sea pescando, que es atrapar un pez usando diversos medios, pero también se usa en otro sentido asociada al hecho de las oportunidades y se indica que alguien está esperando alguna señal para realizar algo o aprovecharse. En nuestro dialecto a las anteriores se le agrega y en sentido jocoso o satírico el llamar de esta manera a la acción de que alguna persona se encuentre en estado soñoliento o dormido en algún lugar donde es visto por terceros: esto se debe al hecho que el mismo mueve la cabeza bruscamente de abajo hacia arriba, tal como lo hace el cordel o la caña cuando un pescado pica el anzuelo. “Tu hijo está pescando en bagres en la playa” “Mi cuñado está pescando que alguien se pare para coger un siento” “Ada estuvo toda la noche pescando en la charla”

Embojotar

Este verbo no existe ni está en el diccionario, aunque si lo está la palabra bojote que es la que lo propicia. En nuestro dialecto con el mismo se señala la acción de envolver o empaquetar algo, pero también se usa  como sinónimo de arropar, generalmente de manera tosca alguna persona u objeto. Rara vez también se indica con esto el hecho de que alguien haya sido metido en algún lío o embrollo por un tercero. Es de vieja data y ya no es tan frecuente su uso . “Pasáme los regalos para embojotarlos” “Embojotá la niña con una colcha que está prigando” “A Saúl lo embojotaron en el peo del robo de la quincalla”

sábado, 22 de abril de 2017

Plaza Alonso de Ojeda

En lo alto del sector Valle Frio, en la parte sur de avenida 2A se encuentra esta plaza que hace honor al descubridor del lago de Maracaibo. Fue inaugurada el 24 de agosto de 1949 por el gobernador Apolodoro Chirinos con motivo de los 500 años de este acontecimiento y fue ideada y diseñada por Manuel Belloso. Es una plaza de niveles con trazados circulares. En la misma se encuentran elementos ornamentales que hacen referencia al descubridor español, estos son: una réplica del arco de entrada del monasterio de San Francisco de Santo Domingo, lugar donde fue enterrado Ojeda, ubicado en la parte central del lugar con una altura aproximada de 5 mts, debajo de este se encuentra un escultura de mármol de la india Isabel, esposa de este, acostada sobre una lapida, que recuerda el hecho que esta mujer murió de tristeza sobre la misma. Ambos en la parte más alta de la plaza hacia donde se llega subiendo unas escalinatas. En uno de los muros que rodea la el lugar se encuentran doce medallones de bronce, hechos en alto relieve, con imágenes de quienes acompañaron al marino en sus viajes, entre los que están Américo Vespuccio y Juan de la Cosa. También posee aéreas vedes, caminerías, bancos y es un excelente mirador del lago por su ubicación. Es llamada popularmente la “Plaza de los enamorados” por el simbolismo que encierra el amor del marino y la india,  y en los años 60 y 70 fue un lugar muy concurrido por la familia, pero fue abandonado y en el 2013 fue reinaugurada, ampliándola con la adquisición de un terreno vecino y  colocándole iluminación, pisos de mármol y otros elementos que le brindan el paisajismo actual. Representa uno de los sitios más emblemáticos e históricos de la ciudad.

Bleque

Esta palabra ya es raro escucharla en nuestro dialecto, nunca fue muy popular y no está en el diccionario de la Real Academia, con la misma se señala el uso o excesivo trabajo que se le da a un artefacto, también en el terreno personal el exceso de actividad o la fuerza que hay que darle al mismo. Para los argentinos con ella se señala el alquitrán y en el lunfardo es desacreditar, posiblemente la misma fue tomada del primero y cambiado su significado acá. Es un sinónimo local de la palabra julepe. “Le estáis dando mucho bleque a ese carro” “Hay que darle bleque para terminar rápido"

viernes, 21 de abril de 2017

Patio

Según la Real Academia esta palabra significa: Espacio cerrado con paredes o galerías, que en las casas y otros edificios se suele dejar al descubierto,  o sea el mismo puede encontrarse en cualquier lugar pero no poseer techo. Sin embargo en nuestro dialecto se usa la misma con una connotación especifica la cual señala a la parte posterior de la casa, lo que en otras partes llaman solar, sin que esto tenga la limitación de ser totalmente abierto, ya que el mismo puede contener alguna construcción y generalmente posee vegetación. Proviene del latín patium que significa prado o lugar donde pastar. “Vamos  a jugar dominó y hacer unas parrillas en el patio”  

lunes, 17 de abril de 2017

Pollera

Esta palabra deriva del latín pullarius, fue traída por los españoles y con la misma se señalaba al lugar donde crían pollos y a quien lo comercializa, usando el masculino si es hombre, pero en nuestro dialecto también se le agregó a quien lo ofrece, generalmente asado y al establecimiento donde los venden, igualmente hace años atrás se le llamaba de de esta manera a los grandes ventanales que se encontraban en los frentes de las casas. En Colombia identifica a un traje típico de la costa conformado por una blusa y una falda de amplio vuelo, finamente bordadas. “Mi tío montó una pollera en el terreno que compró por los bucares” “Voy a montar una pollera frente a la casa para bandearme” “Mi abuelo hacia el cebo escondió con la novia por la pollera”

Pérgola

Esta palabra proviene del latín y según el diccionario de la Real Academia es una armazón para sostener una planta o un jardín con casas en la techumbre, sin embargo en el campo de la construcción es un elemento arquitectónico y estructural, conformado por un corredor flanqueado por pilares que soportan vigas, lo que llamamos acá enramadas y que en nuestro dialecto a comienzos del siglo 20 se generalizó como una construcción de techo de paja soportada por varios postes, esta podía ser abierta o cerrada. Sin embargo actualmente la palabra identifica  a un elemento de construcción hecho de concreto y cabillas, con diversas formas y tamaños que se colocan para sustituir las rejas metálicas en las cercas, techos u otros lugares y que dado el costo y la seguridad se ha hecho muy popular. Es de nueva data. “Voy a ponerle pérgolas a la cerca y el techo para que me entre fresco a la casa”

martes, 11 de abril de 2017

El retén de Bella Vista

Esta es una obra con un estilo único en la ciudad, situada entre las avenidas 3 y 4 (Bella Vista) al lado de la Cañada Nueva, en el sector La Mucura del empedrao. Fue construida en 1894 por orden de Muñoz Tebar para ser la cárcel de la ciudad, siendo su hermano el ingeniero Dr. Luis Muñoz Tebar el encargado de dirigir los trabajos generales y Antonio Avila los de albañilería, mientras que Luis Font realizó los de escultura . Su estructura inspirada en la arquitectura funeraria faraónica egipcia la hacen resaltar del resto de construcciones de la ciudad. La fachada está enmarcada por dos torres en forma de pirámide cuadrangular de 11 metros de altura, con una efigie de faraón adosada en la parte central de cada una de ellas, donde se encontraban dependencias del penal y seis columnas de estilo ecléctico en la entrada soportando una terraza,está rodeada por muros de 7 metros de altura y 80 centímetros de espesor y su interior conformado por un patio central donde se levantan 20 columnas cilíndricas del mismo estilo que separa las  dos alas  del lugar, una para área administrativa y otra para celdas. En la década de los años 30's, durante la administración de Pérez Soto, sufrió algunas modificaciones internas para adecuarlo al crecido número de detenidos y en la dictadura de Pérez Jiménez fue cárcel política. Funcionó como cárcel hasta 1958 para pasar luego a ser retén policial hasta1988 cuando fueron trasladados los 400 detenidos que quedaban allí al Marite. En 1990 pasa a ser Museo de la gaita y folclore  del estado Zulia pero en 1996 un incendio destruye su interior. En 2013 se restaura la fachada pero sigue abandonado el interior. 

Corcusío

Esta palabra ya es raro escucharla en nuestro dialecto y no es autóctona de este aunque lo parezca. La trajeron los españoles con el mismo significado y connotación que se usa acá y que está asociado a la costura. Se le llama así al remiendo hecho en la ropa, el cual posee características ligeras o toscas, o sea mal hecho porque se le ven las puntadas y estas no tienen la simetría adecuada. En raras ocasiones también se le endilgó a las personas de vestir o andar estrafalario “Esa tía tuya deja los ruedos corcusíos” “Ese novio tuyo camina corcusío”

Jujú

Esta palabra no se encuentra en el diccionario de La Real Academia, para algunos es considerado un venezolanismo aunque su uso es más común en la zona occidental del país. En nuestro dialecto significa algo oculto, algún embrollo, enredo o maraña que tienen dos o más personas, entre estos están los amoríos o el conocimiento de secretos de terceros. Sigue siendo común aunque no tan recurrente y tiene todas las características de derivar del idioma indígena de los Timoto cuicas, habitantes de la cordillera andina, donde existen poblados en la región con grafías similares. En Colombia le llaman así a las bolitas de plátano verde y queso fritas. “Esos carajos cargan un jujú entre manos, porque viajan mucho pa la raya” “Por allí andan diciendo que tu hermano tiene un jujú con la vecina”

lunes, 10 de abril de 2017

Vivito

Esta palabra es el diminutivo de vivo, que es una persona que está con vida y también de alguien que es muy listo, aprovechado, ingenioso. También es una persona que suele usar todas esas cualidades para engañar, tracalear y valerse de la ingenuidad de los demás, esta ultima connotación es la más usada en nuestro dialecto, pero también se le llama así a un loro pequeño, la especie de menor tamaño ya que mide apenas aproximadamente 12 cms, que en otras regiones le llaman periquito, en ocasiones acá también y que es común en la región.  “Vos si sois vivito me queréis vender esa vaina chimba” “Hay un mollejero de mangos picados por los vivitos” 

domingo, 9 de abril de 2017

Vejuco (a)

Esta palabra no hay que confundirla con otra homónima que se escribe con “B” y que es una planta  enredadera o trepadora conocida como liana en algunas partes . En nuestro dialecto se le llama así a las personas viejas o a las que ya pasan los 50, también a las que aparentan tenerlos. A diferencia de otras regiones del país donde se usa en sentido despectivo, acá es más bien una forma cariñosa y está implícito el hecho que a pesar de la edad se encuentra en buena forma física. Es de uso común. “Ya tu papá está vejuco” “A esa vejuca todavía puede jugársele un quintico” 

Tienda La V.O.C

Entre esos sitios populares del barrio el Saladillo que la piqueta se llevó se encuentra este. Una tienda o pulpería como también le decían en aquel entonces,  donde confluían diversos estratos sociales para proveerse de alimentos y también para tertuliar, tomar algunas bebidas y gaitear. Según algunos cronistas, su propietario Adalberto Bracho, a quien apodaban el cañadero, le puso el nombre al negocio porque el mismo lo fundó con el dinero ganado trabajando en la Venezuela OilCompany y este son las iniciales de esa empresa petrolera. Estaba situado este local en San Juan de Dios, en los fondos de la Basílica, en la calle Padre Faría intersección con el callejón la gaveta, a pocos metros del hospitalito y se mantuvo por varias décadas, sirviendo un tiempo de vivienda a la familia hasta que el crecimiento del negocio obligaron mudarse a esta. Estaba casi 24 horas abiertas ya que desde las cuatro  dela mañana y hasta altas horas de la noche atendía a sus clientes que compraban entre otras cosas, carne de cacería, pan a locha, queso cañadero aderezado con pimiento, bollitos de coco envueltos en hojas de bijao y hasta huequitos para la regadera, como decía su eslogan, inventado por alguno de sus clientes. Desde la madrugada Adalberto iba en burro hasta el mercado principal y al de las piraguas a abastecerse de algunos de los productos que ofrecía. Fue un lugar de cierta manera romántico ya que el ambiente se trasladaba hasta la calle y el servicio prestado era de primera. Se ha homenajeado al mismo con varias gaitas que han logrado perpetuar su estadía a las nuevas generaciones.    

Acerico

Esta palabra ya no se escucha tanto en nuestro dialecto, con la misma se señala a las almohaditas pequeñas en forma de herradura que se les coloca a los bebés recién nacidos, sin embargo en el diccionario no se encuentra con esta connotación sino que nombran de esta manera la almohadilla  que sirve para clavar en ella los alfileres y agujar que nosotros llamamos “alfileteros” o a la almohada pequeña que se pone sobre las otras grandes. La palabra proviene del diminutivo del árabe hazero que significa almohada. “Voy a hacerte un acerico para que le pongáis al bebé”

Muchacho (ito)

Esta palabra define generalizadamente a cualquier persona que esté en l edad de la juventud, y en diminutivo a los niños que no han llegado a la adolescencia. En el argot de las carnicerías es un corte de carne de res que puede ser redondo o cuadrado, el primero es el que está en la parte posterior debajo de la punta trasera y el segundo al lado de este sobre el muslo, pero en nuestro dialecto también  se usa la palabra como sinónimo de hijos, sin importar la edad de los mismos, usando el diminutivo para los pequeños. “Ya tus muchachos deben estar grandes” “A ese muchacho lo voy a mandar pal ejercito

Pescado enchaquetao

Con este nombre se conoce en nuestro dialecto una delicia gastronómica oriunda del sur del lago, donde forma parte de la cocina local. La misma lleva pescado, harina de plátano y verduras, y se hace asado. Se prepara de esta manera: Se toma el pescado, preferiblemente deshuesado, se le echa sal, pimienta y oregano  y se dejan reposar para que absorban estos condimentos. Luego se toman los plátanos y se pasan por la parte más fina del rallador para obtener la harina, a esta se le agrega sal, agua, pimienta, aceite y aliño y se amasa. En una olla se guisan las verduras, estas son cebollín, ají, cebolla redonda y pimentón, pudiendo agregarle otras de acuerdo al gusto del cocinero, como ajo porro y celery y  a estas se le agrega papa cortada en cuadritos pequeños. Listo todo esto se toma una hoja de bijao que se extiende sobre otra de papel aluminio, ambas deben tener el suficiente tamaño como para envolver el pez. Se coloca la masa del plátano sobre el bijao y también parte del guiso de las verduras y se rellena el pescado también con este, luego se coloca el mismo sobre el bijao y se enrolla, poniéndolo a asar de esa manera por unos 10 minutos de cada lado. Se puede acompañar con yuca, limón y alguna ensalada de cebolla, tomate y lechuga y hasta con huevos. Se le llama enchaquetao porque la harina del plátano hace esta función.

Hojaldre

Con este nombre se conoce a la masa que se elabora con harina de trigo, grasa, agua y sal, que fue llevada por los árabes a Europa y que amasándola fuertemente es usada tanto dulce o salada en repostería, panadería y otras. Pero en nuestro dialecto hemos tomado la palabra para señalar una preparación que sirve como postre o golosina y que se prepara amasando harina de trigo con agua y una pizca de sal, luego se estira la masa al espesor que se desee y se corta en cuadritos u otras formas y se pone a freír en aceite previamente caliente por un corto espacio de tiempo, quedando crujiente. Luego se deja escurrir y se espolvorea con bastante azúcar. Es popular en los hogares entre niños y adultos. “Vamos a hacer hojaldre comérnoslo mientras vemos la película” 

Casa Paco

Entre esos lugares tradicionales de la Maracaibo moderna sin dudas el más representativo para los jóvenes y artistas es este cuya fachada de barriles de madera empotrados en la pared, es señal que el lugar mantiene su encanto de medio siglo. Lleva el nombre del apodo de su dueño Francisco Perea Martí que con solo 23 años, en 1956 llegó de Andalucía residenciándose en la ciudad, y trabajando en diferentes lugares para ganarse la vida, entre ellos el Mara Bar del hotel del lago, la fuente de soda donde llegaban las navecas en Cabimas, el escondite en la Coromoto, hasta comprar la taberna  Le Petit Bar y posteriormente en octubre de 1968 abrir este local que es tasca bar, restaurant y discoteca, decorado de acuerdo  su inspiración con cuadros en semiluna con retratos de toreros y pinturas dramatizadas de su pueblo natal, dado que su afición es la fiesta brava. Todo un modernista para quien el lugar ha sido su casa y razón de vida, tanto que dos de las tres comidas por años las ha realizado allí, razón por la cual la atención y gastronomía en el lugar tienen ese encanto hogareño. Por el lugar han pasado personalidades en todas las áreas del quehacer humano, artistas de todo tipo pero lo más representativo es que ha sido espacio para jóvenes que se han iniciado en la carrera y alcanzado muchos de ellos renombre internacional como Ricardo Montaner, Karolina o Roberto Antonio. Ubicada en la avenida Bella Vista entre las calles 70 y 71, es un lugar ideal para la sana distracción y la buena mesa, que aunque su especialidad es la comida española también existen otras opciones. 

Invierno

Esta palabra señala a una estación del año que en la zona ecuatorial es lluviosa y en las polares hace mucho frió, pero en nuestro dialecto también se usaba en otros tiempos como sinónimo de lluvia, sin importar la reciedumbre de esta o la época en que la misma ocurriera. En el diccionario de la Real Academia aparece registrada como un venezolanismo para señalar la lluvia torrencial o aguacero. Ya es de raro uso “Cayó anoche un invierno con truenos que duró como tres horas”

Garizapa

Esta palabra ya es raro escucharla en nuestro dialecto, aunque sigue siendo de cierta forma cotidiana en el Estado Trujillo y la zona del Estado Zulia que limita con este. Con la misma se señala la cadera, aunque muchos especifican más puntualmente el coxis.  En otras regiones se asocia la palabra a desorden o bulla y es una deformación de guirisapa que aparece en el diccionario de la Real Academia como un venezolanismo con  esa connotación. “Me caí ayer y no me puedo ni sentar, porque me duele mucho el hueso de la garizapa”

Matica de arrechera

Esta frase no señala en nuestro dialecto ninguna mata o arbusto cuyo nombre sea el nombrado ya que no existe,  la misma se le endilga a las personas cuyo carácter volátil le hace disgustarse por cualquier cosa y ante cualquier circunstancia, por lo que vive bravo o arrecho. Es una alegoría al hecho que muchas plantas se reproducen  asexualmente y tienen “hijos”, causando que se extienda rápidamente, representando estos las rabias o disgustos que la persona toma. Su uso suele ser burlesco o de desagrada e incluso se endilga como apodo a quienes poseen estas características temperamentales. “Ese primo tuyo es una matica de arrechera, no le gusta ni que los chinos respiren”    

Yema cocía

Esta palabra en el sentido que se conoció en antaño en nuestro dialecto ya no se usa, ya que la misma fue una tradición popular entre los bodegueros o abastos de la ciudad y región,  quienes regalaban a quienes hicieran sus compras los sábados temprano en la mañana un huevo de gallina cocido como ñapa por esto y aunque yema se le llama al amarillo, para evitar malas interpretaciones con el uso con el uso de la palabra huevo, se le decía así. Esta era una de las muchas formas que los bodegueros de antaño usaban para atraer clientes. “Mañana voy tempranito al mercado para ganarme mi yema cocía”  

La curva de Molina

Este es uno de los lugares más representativo de la ciudad de hoy, desde donde los limites de esta se extienden al oeste y la demografía crece a pasos acelerados. En el siglo XIX,a mediados de este aproximadamente,  este sector y sus alrededores conformaban las tierras del Hato Viejo, propiedad de la familia Molina. Este fue vendido y parcelado y con el correr del tiempo mientras la ciudad se acercaba allí, el señor Eladio Molina, heredero de los originales propietarios y quien poseía aun una parte de esta extensión de terreno, construyó en el cruce de la vía hacia el lejano pueblo de La Concepción un negocio informal de venta de animales de cacería, un tarantín que era muy visitado y que por largos años ofreció una atención de primera a sus compradores. Un negocio familiar donde estuvo también su esposa e hijos. Este se hizo de gran prestigio y el lugar se fue poblando de vendedores de diferentes rubros pero la voz popular le bautizó con el apellido del precursor de esto. Ahora este sitio que marca el final de la avenida La Limpia está lleno de negocios y es un gran bazar al aire libre, además en las extensiones del hato existen decenas de comunidades. Nunca imaginó quien le dio el nombre al lugar que los buhoneros y vendedores ambulantes a los que siempre alejó de los alrededores de su negocio y propiedad terminarían invadiéndolo todo y que la memoria urbana lo perpetuaría.