jueves, 17 de abril de 2014

Catanejo (a)

Con esta palabra se le llama en nuestro dialecto al ave carroñera, muy común en la región llamada zamuro, haciendo la salvedad que solo la que posee la cabeza negra se le llama así. Esta palabra es herencia indígena y en la cultura de la Sierra de Perijá, los Arsarios poseen una danza con este nombre y en el baile tradicional wayuu, la yonna, existe un paso inspirado en el caminar de estas aves.  Es de vieja data y se sigue usando.  “Debe haber un animal muerto por el monte, porque los catanejos andan alborotados”

Puerta de agua

Esta palabra no significa que exista una puerta hecha de este líquido, es ya casi inexistente y nació en época remota en la región y el dialecto, cuando la mayoría de las casas poseían el fondo hacia la playa y al final del patio existía una puerta por la cual se salía hacia la orilla del lago, razón por la cual llamaban a este de ese modo. En épocas más recientes se le siguió llamando así a la que comunicaba desde el interior de la casa al patio donde se encontraba regularmente el aljibe donde se recolectaba agua y en tiempos más cercanos nuestros abuelos siguieron llamándola de esta manera aunque ya no existiera la recolección del líquido ya que este llegaba por tuberías. “¿Le pusiste pasador a la puerta de agua?"

Papón

Esta palabra nada tiene que ver con fantasmas, glotones o bobos, aunque de cierta manera se asocia en su sentido con la última, connotaciones con las que llegó pero que nuestro dialecto transformó en otra que posee características despectivas, burlescas y hasta recriminatorias. Se usa en estos lares para señalar al hombre que está sujeto o es manejado por la mujer con la que comparte su vida sentimental y hace todo lo que ella le indica, sin importarle o sopesar las consecuencias de esto. Deriva del hecho que al órgano sexual femenino se llama papo y es una alegoría al hecho que lo que hace es por mantener los favores sexuales de la mujer. “El papón del mi hermano se pelió conmigo por culpa de su mujer”

domingo, 13 de abril de 2014

Vieja Pepita

Esta palabra ya poco se escucha pero era común en nuestro dialecto en épocas antañonas, con la misma se señalaba a las mujeres mayores que vivían arregladas, eran coquetas y realizaban incluso labores de féminas más jóvenes. No tenía carácter  burlesco ni despectivo y siempre se usaba en tercera persona. Fue sustituida con el tiempo por Pataruca. Tiene su génesis en una historieta popular en los diarios de la época, llamada Lorenzo y Pepita, donde esta poseía las características antes citadas y aunque no era una mujer mayor se tomó el nombre de ella para aplicarlo como adjetivo. Recientemente se hizo también popular una caricatura con el nombre de Pepita que era muy buscada por los jugadores de azar porque supuestamente en ella salían datos de los números terminales que ganarían la lotería.  “La vieja pepita de la esquina salió emperifollá para el cine”

Puntillo

Esta palabra en nuestro dialecto nada tiene que ver con notas musicales ni música, tampoco se usa como diminutivo de punto y en algunas ocasiones la usan las costureras o amas de casa que cosen para señalar un tipo de costura, pero su uso más frecuente se da en la región de Casigua el cubo y alrededores donde señalan con esta palabra al tubo de metal de 2 pulgadas aproximadamente, utilizado para extraer agua de la profundidad del suelo, utilizando para este proceso el peso de un objeto como martillo. Su largo depende de la profundidad por la cual pase el agua subterránea.  “Tuve que enterrar un puntillo de 3 metros para conseguir agua”

Anima sola

Esta palabra señala una leyenda venezolana en la cual un ánima descrita como mujer de cabello largo y atractivo rostro irrumpe en las noches en los hogares de quienes han prometido colocarle velas a las ánimas, tras concederle algún favor, y no le han cumplido, para obligarlos a prendérselas o en su defecto pagar por el incumplimiento. Sin embargo en nuestro dialecto tomamos estas características y palabra no solo para señalar lo anterior sino como manera de endosarles a algunas personas este apodo, ya sea porque es de los que acostumbran llegar de improviso sin avisar o que nunca ande acompañado, incluso a quienes tienen hábitos nocturnos y andan en esa condición de soledad. Ya no es tan frecuente escucharla. “El ánima sola de Gabriel se apareció a medianoche y casi me mata del susto” “Tu hermano es un ánima sola, hay que buscarle mujer”

Arroz sonrisa

Esta palabra no señala una marca comercial de este grano sino una manera popular de hacerlo y ya su preparación es muy escasa. Este plato contiene arroz blanco, dos huevos fritos colocados sobre el mismo y como adorno  en la parte externa del plato y dibujando una sonrisa, de allí el nombre, salsa de tomate. Según algunas personas esta plato nació en los estratos populares de la ciudad, donde comer salado o carnes no era posible dada la pobreza vivida y alguien se le ocurrió como forma de convencerá  los niños comerlo agregarle al arroz, los huevos fritos que eran económicos y la salsa de tomate, que en un principio era casera y se hacía aplastando estos, posteriormente se usó la industrializada. Con el tiempo el obligado invento culinario fue también preparado en casas de mejores niveles económicos e incluso ofrecido en restaurantes populares.  “Mija, hacéme  arroz sonrisa que desde los tiempos de mi abuela no lo como”

Cuerda de mono (s)

Esta expresión era muy popular en épocas anteriores en nuestro dialecto, aunque actualmente su uso es más limitado, se puede decir que es asimilada pero con algunas connotaciones autóctonas ya que en otras regiones se usa despectiva y ofensivamente para señalar a un grupo personas consideradas  despreciables, bochincheras  de malas acciones e incluso que se la tiran de graciosos o moneros.  También como forma racista de llamar a un grupo de negros. Acá su sentido no es ofensivo y se usa como sinónimo de macundales, o sea recoger enseres u otra cosa, o como manera de indicar que tomen los niños y se vayan, también es una forma de decirla a alguna persona extraña que se quiera sumar a una reunión que siga su camino porque no tiene cabida allí. En el primer y tercer caso se usa en singular y en el segundo en plural. Generalmente el termino tiene su génesis en los organilleros quienes se colocaban en sitios públicos con un mono amarrado a una cuerda que le daba a los transeúntes papelitos que señalaban su suerte y hacia otras gracias, y cuando eran expulsados le decían que recogiera su mono y cuerda y se marchara. En el ámbito local la palabra cuerda o cuerdita señala grupo de personas o amigos que frecuentemente andan juntos. “Recogé tu cuerda de mono y te mudáis”  “Agarrá tu cuerda de monos que ya nos vamos”

jueves, 27 de marzo de 2014

Sapito

Esta palabra que identifica al diminutivo de sapo, lo usamos en nuestro dialecto en otras connotaciones, una de ellas es la que identifica de esta forma cualquier pez pequeño de agua dulce que eran comunes en los jagüeyes y charcas, otra para señalar a los renacuajos y también de esta forma llamamos las lesiones que salen en la parte interior del labio y de los cachetes, los cuales son generalmente producidas por algún hongo y son muy molestosas, por lo que también algunos le dicen coñitos, muchos usan sal para eliminarlos. “Esos pescaitos de la pecera son puros sapitos” “Voy a hacer buches de sal porque me salió un sapito en la boca”

miércoles, 26 de marzo de 2014

Suavizar

Aunque esta palabra señala a la acción de hacer algo suave, o sea liso y blando al tacto o grato a los sentidos, así como también algo quieto, tranquilo o dócil, en nuestro dialecto se usa también para señalar la acción de acariciar alguna parte del cuerpo, es una alegoría a la sensación  agradable que esto produce. Es de uso limitado y también se usa en otras regiones. “Suavízame la espalda”

Bachaquiar



Esta palabra ha estado muy de moda en nuestro dialecto este año 2014 y el anterior, con la misma se señala a la acción de comprar alimentos u otros cosas en cantidades excesivas con la finalidad de acapararla, guardarla o revenderla, generalmente artículos con precios regulados. Sin embargo también se ha hecho popular el endilgársela al hecho de hacer compras en lugares donde se está de vacaciones o viaje, sin que esto sea con la intención anterior. Tiene su raíz en el hecho que se le llama bachaco a quien realiza lo antes expuesto. “Vos como que andáis bachaquiando azúcar” “Mija como que te fuiste a gochilandia  a bachaquiar”

sábado, 8 de marzo de 2014

Paciente

Esta palabra cuyo doble significado generalizado está asociado con paciencia o con persona que recibe atención médica, en nuestro dialecto también se usa como una manera de señalar un posible cliente o candidato que espera algún servicio. Se usa en tercera persona para señalarlo. No es de uso tan cotidiano y también se escucha en otras regiones. “A las 3 tengo un paciente que quiere que lo lleve para el aeropuerto” “¿Cómo se llama el paciente que te dejó el carro para reparar?"

domingo, 2 de marzo de 2014

Estropiar

Esta palabra se usa en su forma general al igual que en otras regiones del país para indicar el maltrato producido hacia alguna persona por diversos motivos como golpes, exceso de trabajo, etc, así como también  para indicar afear o malograr algo. En nuestro dialecto le agregamos una connotación más específica y autóctona la cual está asociada con ser atropellado o arrollado por algún vehículo. Es de uso común. “A Elisa la estropió un carro ayer”   

Veraniao

Esta palabra puede decirse que es asimilada porque se usa en otras regiones del país y América con el mismo significado el cual es estar alguien mucho tiempo sin tener relaciones sexuales y por lo tanto estar necesitado de esto. El periodo de tiempo de abstinencia nada tiene que ver con la época del año que nombra, aunque de esta manera se le llama, y tiene su génesis en los años 50 de una película llamada “un largo y ardiente verano” donde los protagonistas pasaron toda esta estación del año deseándose sin tener relaciones.  “Carmen lo que anda es veraniá porque tiene años sin hacer chukichuki” “Frank llegó veraniao del ejército”

Bajar los vidrios

Esta es una expresión de uso popular que ya no es tan común y que en nuestro dialecto nada tiene que ver con todas las definiciones conocidas del verbo bajar. Se le aplica al hecho de romper los vidrios de algo usando las manos o algún objeto contundente. También se utiliza en forma figurativa para indicar que se va a romper alguna otra cosa. Aunque se llama de esta manera a la acción su uso más común es como una amenaza a realizar esto. “Si no me pagáis te voy a bajar los vidrios de la casa”

Coño

Esta es una palabra considerada vulgar o malsonante que es muy usada en nuestro dialecto sin esa señalización, sino como exclamación o interjección de diversos estados de ánimo, especialmente sorpresa, rabia y dolor y en ciertos casos como comodín sin significado. La trajeron los españoles quienes señalan con ella a la vulva y la parte externa del sexo femenino, de allí su relación vulgar apuntalada por la iglesia, sin embargo en América tomó otros significados como son miserable, tacaño, etc y en Venezuela como una manera generalizada y en algunos casos despectiva de señalar un individuo, forma también usada en nuestra región, así como también la usamos para señalar u lugar indeterminado o desconocido donde enviamos o va la gente o algún objeto.  “Coño, me duele la muela” “Esa coña si está buena” “Al coño de la tienda lo atracaron anoche” “Esa pelota cayó en el coño” “Mandé a la suegra pal coño”

Toño

Esta palabra que identifica  a un apodo masculino de las personas cuyo nombre es Antonio, se usa también en nuestro dialecto como eufemismo de la palabra coño, de tal manera de no parecer vulgar ante terceros. Es de uso común incluso en otras regiones del país y su uso en este último sentido es de reciente data, producto de la expansión de los medios de comunicación y tal cual como la palabra que sustituye es una exclamación que denota diversos estados de ánimo. “Toño, me di un martillazo” 

El bojo

Esta es una palabra pintoresca y ocurrente que hace gala del ingenio y humor del maracucho, además que refleja la costumbre de decir solo una parte de las expresiones  para crear incógnita y dar respuestas imprevistas. Con la misma se señala una hipotética enfermedad causada por el resultado de los años que aqueja a algunas personas. Se usa como respuesta o como explicación a algún dolor o molestia desconocida, ya que con la misma se hace referencia “al bojote de años que se tiene de edad”. Es de uso común aunque ya no es tan popular como antes. “Ando con el bojo, me duele hasta la cedula” “Vos lo que tenéis es el bojo que te cayó”    

Urajiar

Esta palabra no es de uso muy extendido en nuestro dialecto, nada tiene que ver con cuervos aunque de cierta manera viene de allí su sentido despectivo. Se llama de esta manera al hecho que dos o más personas se encuentren contándose brollos en privado o público o quejándose de alguna acción hecha por alguien o del gobierno. Es posible escucharlo también en otras regiones. “Anoche estaba la vecina y otras urajiando de la novia en la fiesta” “Mi suegra se la pasa todo el dia urajiando del gobierno” 

Jetiar

Dado que el término coloquial con el que se llama la boca es este,  existen muchas palabras derivadas de lo mismo y esta es una de ellas, con la misma se señala a la acción de llorar, sobre todo estridente o continuamente y aunque se usa con los niños también se hace con los adultos, solo que en este caso con una carga burlesca o despectiva. También se señala  con esta palabra la acción de quejarse aunque en este caso no se llore. “El hijo de Luis se la pasa jetiando todo el dia” “Dejá de jetiar que no te voy a rebajar nada”

Gabarra

Esta palabra identifica a un barco o barcaza de suelo plano que se usa para el transporte  de cargas pesadas, en nuestro lago son comunes ya que son de usadas en la industria petrolera y las mismas son de gran tamaño razón por la cual nuestro dialecto tomo esta última característica para señalar  con el mismo nombre a los carros largos o grandes que fueron muy comunes en el pasado. De forma tal que llamamos de esa manera a los carros de esa época, incluso a los que no son tan grandes pero sin de la misma data. “Yerson anda piratiando en la gabarra de su abuelo y mete hasta 5 en el cojin de atrás” 

lunes, 3 de febrero de 2014

Cigarrón

Este es el nombre de un insecto volador que en otros lares llaman abejorro y que tiene como característica el hecho de zumbar mucho al volar. Nuestro dialecto también tomó este nombre para endilgárselo a las noticias anónimas escritas en panfletos y a los brollos de la misma índole que eran colocados por debajo de las puertas o en lugares que el interesado pudiera encontrar. En estos se denunciaban diferentes hechos, por ejemplo la infidelidad de la pareja. Tiene su génesis en el hecho que se creía que cuando un insecto de estos llegaba a alguna casa, algún habitante de esta recibiría noticias de alguien lejano o alguna información inesperada, o en su defecto alguien el contaría un brollo. Ya no se escucha pero era muy popular en la Maracaibo de antaño. “Ana consiguió un cigarrón que le decía que su esposo tiene un hijo con otra mujer”  

viernes, 31 de enero de 2014

Fruncio

Esta palabra se usa con varias connotaciones similares en todas partes como por ejemplo el hecho de estar algo ajado o arrugado, estar asustado, irritarse con el sabor de alguna fruta, arrugar la frente o las cejas, etc. En nuestro dialecto a todos estos significados se le agrega el señalar algo que está descolorido o desteñido, incluso se señala de esa manera a los alimentos que no tienen sabor o color. Era una palabra de uso continuado aunque ya se escucha poco.  “Mijo teneis fruncio ese pantalón” “Ese mango está fruncio”

Soplar el bisté

Esta expresión de cierta forma jocosa nada tiene que ver con comida ni con la carne que menciona, aunque existe relación entre soplar para enfriar y comerse esta con el significado que se le da.  Es asimilada a nuestro dialecto y se usa como forma de señalar que alguien está socavando, pretendiendo o abusando de la confianza de otro para robarle o quitarle algo que este tiene. Es más comúnmente usado  para indicar que le están enamorando la pareja o tienen algún romance con la misma. No es tan recurrente su utilización. “A Tobías le está soplando el bisté el vecino”

Remezón

Aunque esta palabra no es autóctona su uso similístico en nuestro dialecto si lo es, ya que con la misma no se señala un temblor ligero en la tierra sino que se usa para indicar cambios bruscos y repentinos en algo, estos incluso pueden terminar en la destrucción o eliminación. Era muy popular aunque ya su uso no es tan frecuente. Se escucha también limitadamente en otras regiones. Fue traída por los españoles  quienes la usaban en su sentido literal. “Abuela hizo remezón en la casa, movió todos los checheres” “Hicieron remezón en la compañía, botaron a 30” 

domingo, 19 de enero de 2014

Ni mandrake el mago

Esta expresión era muy común y aun se escucha en nuestra región, con la misma se señala que algo es imposible de hacer así como también que se hizo algo que parecía imposible, en muchos casos igualmente que se hizo excelentemente y no podría ser superado. Tiene su génesis en un popular personaje del comic de los años 40 quien era un ilusionista quien acompañado de su inseparable amigo y ayudante Lotario, luchaba contra los antisociales y que también fue transformado en serie para la televisión. “Eso no lo hace ni mandrake el mago” “Vos sois mejor que mandrake el mago” “Esa torta quedó tan buena que ni mandake el mago la hace mejor”

Granja

Una granja es una extensión de terreno en el campo donde hay alguna casa y se crían animales, igualmente una finca donde se crían estos, generalmente aves e incluso se le llama así donde se venden productos lácteos o donde se enseña el cuido de animales o plantas, pero en nuestro dialecto se le llama de esta manera a cualquier extensión de terreno donde existan piscinas o bohíos para el disfrute familiar, algunas tienen otras comodidades y la mayoría se alquilan para eventos o reuniones. Aunque generalmente se encuentran en las afueras no es una condición ya que las hay incluso dentro del perímetro urbano. Es una palabra de nueva data y la definición se hizo popular ya que cuando la ciudad fue creciendo muchas de los hatos o granjas fueron absorbidos por esta y parcelados para convertirlos en lo antes nombrado. Son muy populares y usadas“Voy a alquilar una granja para el cumpleaños del niño” 

viernes, 17 de enero de 2014

Yelitos

Si bien de esta manera se le suele decir a los trozos de hielo pequeño o de cubitos, en nuestro dialecto se hace mención de ellos también como una manera de indicar el cambio de temperatura ocurrido generalmente en época decembrina, en el cual por la posición del sol sobre la tierra y el hecho de encontrarnos cerca del ecuador pasa de cálido a templado o frío. Era muy usado anteriormente pero ya no es tan común. “Este año no llegaron los yelitos, hay calor”

Frente

Esta palabra tiene múltiples significados, usados también en nuestro dialecto, que van desde la parte superior de la cara hasta la parte delantera de una cosa, pero existe uno particular y autóctono el cual asocia esta con pareja, tanto legal como externa, pero generalmente se hace uso de la misma para señalar a las o los amantes, con los cuales se tienen cierto grado de obligación o responsabilidad por convivir ocasionalmente con ella o tener descendencia. De manera que cuando se habla de segundo frente se hace mención a la otra o el otro y hasta hay quienes tienen más de dos.  Es de uso común.  “Gabriel pasa los fines de semana con su segundo frente” “Via  Gaby sambiliar con uno de los frentes que tiene”

Soberao

Esta es una palabra usada en Casigua el cubo y alrededores, con la misma se señala a la cama que se hace en lo alto de las viviendas tipo bohío o suspendidas, entre los travesaños de esta, las cuales son fabricadas de caña brava y se accede a ella a través de una escalera que se quita luego para que los animales no trepen por allí. Se usa para resguardarse de las inundaciones o los animales.  El nombre tiene raíces andaluzas aunque su uso no sea el mismo, ya que estos llamaban de esa manera a la parte más alta de la casa, inmediatamente debajo del tejado donde se guardaban los objetos en desuso que en América se llama desván.  “Ayer consiguieron una culebra en el soberao” “Tuve que dormir una semana en el soberao hasta que bajaran las aguas de la inundación” 

Gedejota

Esta palabra del ingenio popular la cual habla de una suigeneris condición, enfermedad o dolencia se usa en términos  burlescos o de reproche y como una forma de eufemismo,  ante la manipulación que utiliza alguna persona para no realizar algo o para llamar la atención, es de las clásicas con las que se indica con las iniciales  de la misma (GDJ) lo que se expresa o significa lo cual es Ganas De Joder.  “Tu novia lo que tiene es gedejota” “La abuela tiene un ataque de gedejota” 

La hora de la canícula

Esta es una expresión que siempre ha sido de poco uso en nuestro dialecto y ya casi no se escucha, con la misma se señala la el espacio del tiempo en el cual hay más calor, este va desde el mediodía hasta las tres de la tarde, aunque también puede usarse figurativamente para señalar la alta temperatura en cualquier momento. Proviene del hecho que se le llama canícula al periodo del año en que el calor es mayor. “Es arrecho ir pa bajo a la hora de la canícula” “Nomás a vos se te ocurre jugar pelota a la hora de la canicula”

Zipotera

Esta palabra ya no se escucha ni usa pero en la Maracaibo del siglo 19 era de uso común, la misma era la versión femenina del patiquín, por lo tanto se le endilgaba a las mujeres que vestían elegantemente. La palabra tal vez fue traída por los españoles navarros y proviene de un tradicional personaje de los carnavales de esa región. Nada tiene que ver con el cipote ni con el uso despectivo que le dan ahora en otras regiones de España o el mundo. “Tu bisabuela era una zipotera ” “Mija andáis como las zipoteras de antaño” 

domingo, 29 de diciembre de 2013

Cucayo

Esta palabra es de vieja data en nuestro dialecto, nace en la época en la cual la región conformaba la Provincia junto a algunos departamentos de la vecina República, por lo que la palabra también se usa en la costa caribe de allí. En nuestro Estado ha ido cayendo en desuso, aunque todavía es común en la zona de Perijá y alrededores, con ella se señala al arroz que queda pegado en la paila, en muchas ocasiones quemado. Hay un viejo adagio que dice que el que se lo come no se casa. “A mi abuelo lo que le gustaba era el cucayo” “Estáis quedao porque te comías el cucayo”

Alante

Aunque esta palabra no es autóctona es de uso común en el dialecto, por lo que podemos considerarla asimilada. Es una forma reducida del adverbio de lugar adelante y se usa en sustitución de este con el mismo significado. Es considerado un vulgarismo que ha ido ganando terreno en muchos campos del idioma y que es común en América. “Quedamos alante en la cola” “Euro se fue alante para guardarnos puesto” 

La camaca

Esta palabra es otra invención de la creatividad maracucha. Era muy popular hace unos años en nuestro dialecto y aunque ha caído en desuso aún es posible escucharla. Con la misma se hace referencia a una imaginaria empresa en la cual no se hace nada, ya que se va de la cama a la hamaca, de allí viene la definición. Se le aplica despectivamente a quien no le gusta trabajar o quien se encuentra sin empleo la asume como respuesta cuando le preguntan dónde labora. Igual la toman terceros de esta misma manera. “Al vago de tu hermano lo nombraron presidente  de la camaca” “Estoy en la camaca desde hace dos meses”  

Rintintin

Esta es una palabra emergida de la popularidad de la serie de televisión transmitida en los años 60 las aventuras de Rintintin, siendo esta el nombre del perro pastor alemán, extremadamente obediente y protagonista de la misma. En nuestro dialecto se hizo popular usarla como contrasentido, de manera que se endilga a quienes son desobedientes, distraídos o antiparabólicos, que no acatan o hacen lo que se les ordena o pide. También se usa como apodo a las personas que reúnen estas características. Ya no es tan popular.  “Ascanio hace mas caso que rintintín” “Rintintin estoy esperando los huevos para al ensalada”

Concrónico

Esta palabra tiene su génesis en la jocosidad propia del nativo de estas tierras, ya poco se escucha pero fue muy popular hace unos años en nuestro dialecto cuando comenzaron a llegar los carros llamados automáticos en esa época ya que en un principio se le achacó a ellos  ese término como una forma de equiparar el hecho que los comunes eran sincrónicos.  Con el pasar del tiempo cuando la palabra hidromáticos pasó a ser popular se usó también el término para señalar a los otros. Hay que enfatizar que en todos los casos la palabra tiene sentido jocoso o burlesco.  “Mi abuelo tenía un carro concronico que las velocidades se cambiaban por botones” 

Cuchero (a)

Esta palabra se usa en nuestro dialecto en la región de Casigua el cubo y se le endilga al que tiene como costumbre o habito el beber las sobras de las botellas de licor, especialmente de cerveza, que otros dejan. Igualmente se usa como adjetivo con connotación ofensiva o como forma de señalar que alguna persona toma de todo sin dejar nada. Posiblemente  provenga del hecho que a los cucharones de sopa o a las cucharas se les decía hace muchos años así o que provenga de cucho, nombre que se le da al abono hecho con estiércol de animales. Es de uso corriente. “El mecánico de Ángel es un cuchero, se bebe lo que consiga” “No seáis cuchero”

Alavé

Nada tienen que ver los habitantes de la provincia española de Álava con esta palabra común en nuestro dialecto,  en el cual se usa como una exclamación sin significado, que puede ser de sorpresa, disgusto, alegría, etc. Incluso es muy común como muletilla. Podría ser la contracción del eufemismo de la exclamación “A la verga”, También es posible que sea el extracto de una popular canción infantil en el cual se nombraban las vocales, A la A, A la B… Siempre antecede a la frase u oración “Alavé se me quedó el celular” “Alavé me quedé dormido”  

sábado, 30 de noviembre de 2013

Caucholumpio

Este entretenimiento de cierta manera popular en nuestra región no es autóctono como muchos piensan, lo trajeron los gringos en la época del comienzo de la explotación petrolera y consiste en un caucho, que hace las veces de asiento, amarrado por medio de una cuerda verticalmente a una rama gruesa de algún árbol, el mismo tiene varias maneras de ser colocado, entero vertical u horizontalmente o partido por la mitad, hace las funciones de ir y venir horizontalmente o como mejor se conoce columpiarse. El nombre dado en nuestro dialecto y usado no tan popularmente es una palabra compuesta que nombra el material y el nombre tradicional del entretenimiento, caucho+ columpio. “Papá me puso un caucholumpio en la mata de cují”

Camuro

Nada tiene que ver la llamada oveja africana del mismo nombre con el significado que le damos a la palabra en nuestro dialecto, en el cual se llama así a un bolso tipo morral que se hace utilizando retazos de tela y que se usa para meter allí lo que se caza o cultiva. Era muy común hace algunos años en los campesinos de la zona norte oriental del Estado y otras partes y ha ido siendo sustituido por otras maneras de guardar y transportar lo antes mencionado,  sin embargo todavía muchos viejos y no tan viejos los hacen y usan. “Matías llegó con el camuro lleno de conejos” “Lleváte el camuro para que traigáis las cebollas que están en la barbacoa"

Carretón

Esta palabra tiene varios significados, entre ellos se le llama así a una carreta grande o a una carretilla de dos ruedas que entre otros usos está el de cargar concreto y en nuestro dialecto se le decía de esta manera a los trompos artesanales fabricados por carpinteros o ebanistas que vendían en algunas bodegas o chozas de la ciudad, cuya característica principal era el ser más grandes que los tradicionales y con detalles de elaboración llamativos, en ocasiones hasta eran tallados. Su precio era mayor, por lo que sus poseedores se sentían jochaos de tenerlos, lo que elevaba su valor sentimental. Aún es posible conseguirlos  pero son muy raros. “El padrino de Juanito le regaló un carretón” 

El Junker

Esta es una palabra con rico contenido histórico usada limitadamente en la década de los 20 en nuestro dialecto y con la misma se señalaba a los hidroaviones que prestaban servicio en el rudimentario helipuerto ubicado entre lo que hoy es el parque de La Marina y  la Plaza del Buen Maestro. Debían este calificativo al hecho que los aviones que prestaban servicio eran del tipo Junkers F-13 de fabricación alemana perteneciente a la compañía SCADTA (Sociedad colombo alemana de transporte aéreo) cuya sede estaba en Barranquilla la cual fue la primera línea aérea comercial del mundo. Además de sus rutas uno de ellos, el Caldas A-10 pilotado por el señor Schurr realizaba vuelos de 15 minutos sobre Maracaibo cobrando 60 bs por persona. Esta empresa solo estuvo poco tiempo pero cuando otras prestaron servicio aunque sus aparatos no eran de este modelo la gente los llamó así. “Me voy a pasear el domingo en el Junker”  “Papá se fue en el Junker para Miami”   

domingo, 24 de noviembre de 2013

Patineta

Si bien es cierto que este término cambió su significado después de los 60 y que actualmente se conoce también en nuestro dialecto de esta manera el entretenimiento consistente en una tabla relativamente larga sobre ruedas, para los jóvenes de épocas anteriores el termino señalaba a un juguete artesanal hecho de madera que contaba con una tabla donde apoyar los pies, un manillar para manejarlo y dos ruedas que consistían en rolineras de automóviles , en algunos casos nuevas pero frecuentemente usadas, el cual se deslizaba poniendo un pie sobre él e impulsándose con el otro contra el suelo. Su construcción se realizaba con material de desecho conseguido en carpinterías o aserraderos y también con las cajas de refresco o cerveza que en ese entonces eran de madera. Los modelos dependían de la creatividad del constructor y junto a carritos hechos del mismo material tuvieron un creciente auge por muchos años e incluso se hacían competencias y también servían como medio de transporte para realizar encomiendas cercanas. Ya es raro verlos y a su variante moderna industrializada le llaman scooter. “El domingo habrá una carrera de patinetas en el milagro” “Me voy a hacer una patineta para hacer los mandaos” 

miércoles, 20 de noviembre de 2013

La verga ‘e Triana

Esta expresión es asimilada, es de vieja data y se dice en muchas regiones del país con el mismo significado, el cual es creerse. Ser o echarse como el mejor o el más acto para desempeñar alguna labor. Hay varias hipótesis sobre el origen de ella, incluso una que supone que era producto del tamaño del pene de este, sin embargo la que parece correcta es la que asocia el lugar donde Rodrigo de Triana se encontraba cuando divisó al nuevo mundo, el cual era sobre la verga más alta del barco, montado en el carajo, de allí la analogía de creerse mejor que todos ya que está en un lugar más elevado. “Vos sois la verga ‘e Triana, todo lo reparáis” “El cuñado se cree la verga ‘e Triana”

domingo, 17 de noviembre de 2013

La mano pelúa

Esta expresión era muy común hace años en la ciudad en nuestro dialecto, con la misma se indicaba que alguien se había muerto o había sido llevado por la mano pelúa, incluso se usaba para meter miedo a niños y no tan jóvenes, y esta tiene su historia o más bien su leyenda que es poco conocida. Data la misma de la época colonial cuando un tesorero de la Real Hacienda Española construyó una casa en la calle Ciencias, frente a lo que después fue la Plaza Sucre, cuyo fondo daba al Milagro, con la finalidad de añejar vino proveniente de su país de origen y para eso  construyó un sótano en la misma el cual tenía formas de cuevas de manera que el sol no llegará hasta allí, este poseía una pequeña ventanilla para que entrara el aire, la cual estaba enrejada y quedaba situada a  la altura de la acera de la calle Ciencias.  Como la calle en esa época era solitaria, oscura y de cierta manera tenebrosa, los vecinos decían que a través de la reja protectora salía una mano peluda que se llevaba a los transeúntes al infierno. Esta leyenda soportó los años. La casa fue demolida en el 2005 aunque ya había sido restaurada y no existían las cuevas ni la reja donde salía esta mano. “Si no te duermes te va a llevar la mano pelúa”

Compadre o Comadre por papelito

Esta práctica ya desapareció, pero fue muy popular hace algunos años, sobre todo en los juegos infantiles, donde las niñas tenían como costumbre bautizar las muñecas y para el evento hacían, con la ayuda de los padres, una reunión de amigos y amigas donde se efectuaba este. Los padrinos eran escogidos por medio de papelitos y de allí deriva el nombre que se le dio en nuestro dialecto.  De igual forma los adultos generalmente en épocas decembrinas usaban esta forma para intercambiar regalos y para eso colocaban separado los nombres de mujeres y hombres, de manera que cada cual quedara con su pareja que era su comadre o compadre por ese día, siendo su pareja de baile en la fiesta hecha para tal fin. Es el antecesor local al actual amigo secreto.  “Pedro y Juana son los compadres de papelito de mi muñeca Gina” “Tobías es mi compadre de papelito esta noche” 

Come Gallo

De esta manera se les llamaba en nuestro dialecto a unos personajes de cierta manera populares que iban a las galleras  a recoger los gallos muertos que los propietarios no reclamaban para hacer sancocho. También en muchos sectores de la ciudad a quienes se robaban las gallinas ajenas, sobre todo fines de semana y fechas festivas o de celebración con el mismo fin, donde incluso eran invitados los dueños de los animales que no sabían que eran los suyos los sacrificados. Ya se escucha poco. “Buchón es un come gallo” “Los come gallo andan desatados por donde vivo” 

Gasero

Esta palabra que también usamos en nuestro dialecto para señalar la mucha cantidad del tejido de algodón absorbente llamado gasa, es más popular como el nombre con el que se llamaba y llama a quienes vendían y aunque poco aun venden en las calles gas o kerosén, generalmente en camiones tipo tanque que anunciaban su llegada con una particular campanita o golpe metálico. Eran personajes populares que el progreso ha ido dejando en el olvido. “Mañana pasa el gasero”